San Gil gestionará en solitario por primera vez las ayudas del Aepsa

A. B. H.

plasencia. La alcaldesa de San Gil y candidata a la reelección, Esther Sánchez, anunció ayer que este ejercicio la entidad menor gestionará en solitario y por primera vez la solicitud de fondos del Aepsa (Acuerdo para el Empleo y la Protección Social Agrarios). Según explicó, tras el convenio firmado con el Ayuntamiento de Plasencia para acordar el traspaso de competencias, «ahora ya podemos hacerlo en solitario y así lo vamos a hacer». Con el objetivo de que no se repita lo que ha ocurrido con la solicitud de fondos para este año, que ha sido denegada a Plasencia y que «ha dejado a nueve familias de San Gil sin opción de cobrar las peonadas que necesitan», recordó Sánchez.

El Ayuntamiento placentino ha recurrido la resolución denegatoria y se espera que la próxima semana se conozca si finalmente el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) atiende el recurso y concede los 168.500 euros que le correspondían para financiar 144 contrataciones de oficiales y peones, entre Plasencia, San Gil y Pradochano.

Por otro lado, Esther Sánchez criticó que el Gobierno placentino aún no haya pasado a San Gil «ningún mes de este año y estamos en mayo», la aportación que le corresponde por los tributos estatales, y destacó que la primera semana de la inclusión, que la entidad menor acogió a finales de abril, fue un éxito. Según sus datos, más de un millar de personas participaron en las diferentes actividades programadas en torno a esta celebración y confirmaron «que realmente la inclusión es posible».