La empresa de los pabellones será sancionada por los retrasos en la obra

Estado actual en que se encuentra la reconversión de los pabellones militares. :: andy solé/
Estado actual en que se encuentra la reconversión de los pabellones militares. :: andy solé

Los técnicos municipales informarán de los incumplimientos a la vez que estudiarán el proyecto de modificado presentado por la mercantil

ANA B. HERNÁNDEZPLASENCIA.

No es solo la mayor inversión en la ciudad de las actuaciones que se están acometiendo con fondos europeos -ronda los 3,2 millones de euros-, sino que es también la obra estrella del equipo de gobierno de Fernando Pizarro. Es la residencia de ancianos que se construye en los pabellones militares y no marcha bien.

«La obra tiene un plazo de ejecución de 18 meses y ahora llevamos nueve; sin embargo, los trabajos realizados no son del 50%, sino del 20%», asegura el alcalde, Fernando Pizarro. De hecho, la imagen de los pabellones es hoy la misma que hace tres meses. En junio se levantaron las paredes de la tercera planta y desde entonces el avance ha sino nulo.

Por este motivo, «porque hay retrasos e incumplimientos», afirma el primer edil, el Ayuntamiento sancionará a la empresa JOCA adjudicataria de la obra. La cuantía dependerá de la valoración que el servicio de contratación haga de los retrasos e incumplimientos que los técnicos de urbanismo plasmarán en un informe. «Nosotros tenemos la obligación de justificar a final de año un nivel concreto de certificaciones de obra para que Europa no nos penalice, y no tendremos opción de cumplir al ritmo que va la obra», agrega Fernando Pizarro.

Por eso los técnicos detallarán los incumplimientos y por eso el Ayuntamiento sancionará a la empresa, a la que también exigirá que cierre el edificio. «No hay cubiertas ni ventanas que protejan el inmueble ahora mismo y se puede deteriorar, especialmente si llegan las lluvias».

El alcalde confía que por parte de JOCA se asuma este requerimiento y se agilicen los trabajos de construcción en función de un proyecto, también adelanta Pizarro, para el que la mercantil ha presentado un modificado.

«El objetivo de este modificado es mejorar algunos de los elementos de la futura residencia recogidos en el proyecto original y que la empresa cree conveniente cambiar». La intención del Ayuntamiento es tramitar este modificado cuanto antes para contribuir también a que las obras retomen el ritmo con el que se iniciaron en diciembre de 2018 y se mantuvieron hasta la pasada primavera, cuando comenzaron los problemas que hoy persisten, y lograr así que la futura residencia de ancianos pueda ser una realidad en el plazo previsto, por tanto dentro de otros nueve meses.

Ubicada en pleno centro de la ciudad, frente al parque de la Coronación, contará con 30 habitaciones individuales y 26 dobles, con capacidad para 82 personas, y además dispondrá de otras 32 plazas en el centro el día. Lo que aún no está decidido es cómo será su gestión cuando esté terminada.