Detenido en Bilbao por la estafa en la venta de móviles y ser denunciado en Plasencia

Detenido en Bilbao por la estafa en la venta de móviles y ser denunciado en Plasencia

Ofrecía teléfonos a través de internet que cobraba por transferencia y nunca enviaba

EFEPlasencia

La Guardia Civil ha detenido a un vecino de Bilbao, de 37 años, como supuesto autor de 43 delitos de estafa cometidos a través de internet, en una investigación iniciada a raíz de una denuncia en Plasencia, ya que ofrecía teléfonos móviles que cobraba por transferencia y que nunca llegaban a los compradores.

Según ha informado la Guardia Civil en una nota, este individuo habría conseguido estafar más de 20.000 euros.

La investigación se inició el pasado mes de diciembre tras la denuncia presentada por una vecina de Malpartida de Plasencia, que había sufrido una estafa al comprar un teléfono móvil de alta gama que, a pesar de haber pagado, nunca llegó a recibir.

En un primer momento, la Guardia Civil analizó las páginas desde las que ofertaba la venta de estos teléfonos, que presentaba aparente fiabilidad, ya que se amparaban en empresas reales de telefonía, «lo que convertía el anuncio que realizaba en muy creíble y no generaba dudas de ser una posible estafa».

Además, el supuesto estafador contaba con un escaparate de venta «muy creíble» a través de Internet y una vez que las víctimas se ponían en contacto se hacía pasar por un representante legal de una empresa de telecomunicaciones, lo que daba más credibilidad y fiabilidad a la supuesta venta.

Tras realizarse el contacto, y dado que los teléfonos que ofertaba eran de alta gama y con unos descuentos muy importantes, indicaba a los compradores las pocas unidades de las que disponía, lo que provocaba el pago inmediato por parte los clientes mediante transferencia, para poder conseguir el teléfono a un precio inferior al del mercado.

La Guardia Civil ha localizado 13 cuentas bancarias utilizadas por el estafador, dos de ellas en entidades extranjeras.

Una vez que el estafador tenía el dinero en sus cuentas, lo sacaba de forma inmediata en cajeros automáticos, lo que hacía imposible la recuperación del dinero estafado.

Finalmente, tras concluir el análisis de todas las cuentas bancarias y medios de pago, la Guardia Civil logró establecer su autoría en 43 hechos delictivos mediante el mismo modus operandi, lo que le aportaba continuos beneficios.

Las cantidades estafadas oscilaban entre los 300 y 5.500 euros en cada uno de ellos, y tenía ofertados en diferentes portales de Internet, teléfonos móviles por un valor superior a los 40.000 euros.

Tras finalizar la investigación, la Guardia Civil ha procedido a su detención en Bilbao como supuesto autor de un delito continuado de estafa y ha sido puesto a disposición del titular del Juzgado de Instrucción Número 4 de Plasencia.

Las investigación continua abierta ante la posibilidad de nuevas detenciones por los mismos hechos.

La Guardia Civil ha pedido a todas aquellas personas que hayan podido ser estafadas por este procedimiento, que formulen la correspondiente denuncia con el objeto de imputarle en todos los hechos delictivos en los que haya podido participar el detenido.