San Gil culpa a Plasencia de la pérdida de la ayuda para los 144 contratos de Aepsa

Esther Sánchez, ayer en rueda de prensa. :: a. solé/
Esther Sánchez, ayer en rueda de prensa. :: a. solé

Es la única ciudad de la provincia que no ha logrado la subvención, «porque el Ayuntamiento no subsanó los errores en tiempo y forma»

ANA B. HERNÁNDEZ

Plasencia es la única localidad de la provincia cacereña que no ha logrado fondos del Acuerdo para el Empleo y la Protección Social Agrarios (Aepsa), porque el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha rechazado su proyecto. Es el motivo por el que no ha logrado los 168.500 euros que le correspondían para financiar 144 contrataciones de oficiales y peones.

De las 223 solicitudes presentadas en la provincia, todas han sido aceptadas a excepción de una, cuya localidad ha renunciado, y la de Plasencia, que ha sido rechazada. Una negativa que afecta, además de a la ciudad, a las entidades menores de San Gil y Pradochano. La alcaldesa de la primera, Esther Sánchez, culpó ayer públicamente al Ayuntamiento por la resolución negativa. «Porque no ha subsanado los errores en tiempo y forma, en los plazos más que razonables que se conceden para ello», dijo.

La documentación que le ha facilitado la Delegación del Gobierno, y que Sánchez dio a conocer ayer, pone de manifiesto que el 9 de noviembre el Consistorio placentino recibió una notificación del SEPE para que subsanara las deficiencias de su proyecto en el plazo de 10 días hábiles, que el Ayuntamiento aportó la documentación de forma parcial y solicitó una ampliación del plazo en cinco días más para completarla. Y que, aunque se le concedió, no lo hizo. Porque no aportó ni el certificado de estar al corriente de pago con la Seguridad Social ni el que garantiza que tiene disponibilidad presupuestaria suficiente para afrontar las partidas del proyecto no subvencionadas por el SEPE, ya que la ayuda del Aepsa sólo cubre la mano de obra.

«Hablamos de personas»

Por estos dos motivos, por estas dos carencias en la documentación, Plasencia no ha logrado la subvención y ahora 144 contrataciones están en el aire. «Porque el Ayuntamiento ha actuado de forma negligente y ahora, aunque recurra, la solución es complicada», dejó claro Esther Sánchez, quien también adelantó que acudirá al SEPE el próximo día 30 «para ver si esa solución es posible».

Pero si no lo es, y finalmente se pierden los 144 contratos , de los que nueve corresponden a San Gil, «pediré responsabilidades a quienes han tenido la culpa en todas las instancias que tenga que hacerlo», anunció. «Porque no estamos hablando de números en un expediente, sino de personas y familias que necesitan estas peonadas para vivir». En el caso de San Gil, «estamos hablando de un 12% de la población, de personas y familias a las que conozco, que necesitan esta ayuda y, por eso, para nosotros, lo que está ocurriendo es un drama».

En la misma línea, el concejal de Plasencia en Común (PeC), Abel Izquierdo, anunció ayer que si se pierden los 168.500 euros del Aepsa, «pediremos responsabilidades al alcalde, además de la dimisión de la edil de Empleo y Recursos Humanos, y que el Ayuntamiento financie con recursos propios los 144 contratos». Tanto Izquierdo como Sánchez pusieron de manifiesto ayer, una vez más, «la falta de transparencia» del PP. A ninguno se le ha remitido hasta la fecha la documentación relativa al expediente de Aepsa. «Por eso tuve que recurrir a la Delegación», zanjó la alcaldesa.