Comienza la regularización de las primeras 54 viviendas de la sierra de Santa Bárbara

Casas en la zona de Viña del Carmen en Santa Bárbara . :: HOY/
Casas en la zona de Viña del Carmen en Santa Bárbara . :: HOY

Los técnicos de los propietarios recogen datos sobre casas, edificaciones y parcelas en la zona más conflictiva

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

Viña del Carmen, Viña del Castillo y calleja Marta son las áreas de la sierra de Santa Bárbara que forman parte de la primera zona de regularización con la que se ha comenzado a trabajar. Según los datos facilitados por el asesor técnico de los propietarios, son 54 casas las ubicadas en «la primera parte de la sierra con la que hemos empezado, porque es en ella donde residen los vecinos que están inmersos en procesos judiciales», explicó ayer Juan Antonio Álvarez.

Es el motivo por el que los técnicos de la agrupación creada por los propietarios han empezado a recabar los datos de las casas, edificaciones y parcelas ubicadas en la citada zona, de unas 30 hectáreas. «Datos que se presentarán a los técnicos municipales para que los estudien y determinen si es correcta la delimitación de esta primera zona con la que empezará el proceso», añade José Antonio Álvarez. Un proceso similar al que conllevaría la tramitación de una modificación del Plan General Municipal (PGM), «porque una vez esté delimitada la zona de regularización habrá que llevar a cabo un proyecto de segregación de las fincas y después otro de urbanización, que se centrará en el alcantarillado». Porque, según explica este experto, «Medio Ambiente busca, sobre todo, que se eliminen las fosas sépticas, y esto será posible con el alcantarillado, pero que no se urbanicen calles, precisamente para evitar el impacto medioambiental».

También deja claro que después de esta primera zona de regularización en la que se está trabajando, «nuestro objetivo es continuar de forma inmediata con el resto, porque insistimos en que no queremos quedar a nadie fuera», y que, por eso, las diferentes zonas de regularización que se vayan delimitando y tramitando alcancen a la inmensa mayoría de las edificaciones que hoy están levantadas en la sierra de Santa Bárbara. Pero, añade Juan Antonio Álvarez, «el objetivo, lo que permite la ley, es que se regularice lo que hay, no que se hagan nuevas construcciones».

De la misma forma, insiste en que «serán los propietarios, claro, los que asumirán el coste no solo de toda la tramitación, de los diferentes proyectos que se tengan que ir haciendo, tanto de la zona como de sus viviendas, sino también el pago de los impuestos, licencias y permisos que no han pagado hasta ahora, que no abonaron cuando decidieron construir sus casas».