Las cofradías reclaman apoyo empresarial y social a la Semana Santa

EFE

Las cofradías quieren que empresarios y colectivos sociales se involucren «de forma decidida» en apoyo a la Semana Santa placentina, que este año celebrará el séptimo aniversario de su declaración como fiesta de interés turístico regional, para optar con garantías a la declaración nacional.

Para avanzar en el apoyo que reclama, la Unión de Cofradías Penitenciales, que aglutina a diez de las once hermandades, ha creado la figura externa del 'embajador', que servirá de enlace entre el mundo cofrade y el tejido empresarial y social. Así lo explicó ayer en rueda de prensa el presidente de la Unión de Cofradías, Pedro Cordero, quien anunció a su vez que la persona que actuará como embajador será el empresario local Diego Arturo Hernández.

Cordero detalló, además, que la Unión de Cofradías trabaja ya en la elaboración de un plan de promoción para solicitar con garantías de éxito la declaración nacional, un sello de calidad que pretenden conseguir en el plazo máximo de tres años.

«Esto debe ser un proyecto de ciudad, no de la Unión de Cofradías ni del Ayuntamiento, sino de todos los placentinos, de ahí que la participación del empresariado y los colectivos sociales sea fundamental», ha defendido Cordero.

La Semana Santa placentina es una de las fiestas más singulares de la región, se celebra desde el siglo XII y en la misma participan cerca de 5.000 cofrades, 32 pasos monumentales y 60 tallas, pertenecientes a 11 cofradías y hermandades penitenciales.