Cierran un bar de Plasencia tras medir los ruidos en la casa de un vecino

REDACCIÓN

plasencia. El alcalde, Fernando Pizarro, aseguró ayer que el Ayuntamiento está cumpliendo en materia de ruidos y que, prueba de ello, es que un bar ha sido cerrado tras la medición de ruidos llevada a cabo en la casa de un vecino ubicada próxima al bar, en la calle de Los Quesos. Se trata de la única medición que había sido autorizada hasta el momento por los vecinos a los que el Ayuntamiento había solicitado permiso.

No obstante, el alcalde adelantó ayer, también en respuesta a la nueva queja lanzada por la asociación Intramuros, que próximamente se llevará a cabo la medición en la vivienda de otro vecino, que ha dado ahora el consentimiento, para comprobar si hay excesos de ruido en otra de las calles de la 'movida placentina'. También destacó que, al igual que en el caso anterior, es una empresa externa la que hará la medición y que la fecha en que se llevará a cabo solo es conocida por ésta y el vecino.

«Es una medición secreta y al Ayuntamiento llega el resultado después de producirse», aclaró.

El primer edil insistió en que hay un cumplimiento en la ciudad de la Ley de Ocio y Convivencia y que los partes semanales que le llegan por parte de la Policía Local no reflejan que se den los problemas que Intramuros denuncia.

 

Fotos

Vídeos