La calle Manuel Revilla Castán de Plasencia acumula seis roturas consecutivas de la red de agua

Un operario tapa el socavón realizado hace unos días en la reparación de la última avería. :: andy solé/
Un operario tapa el socavón realizado hace unos días en la reparación de la última avería. :: andy solé

Los vecinos exigen el arreglo definitivo de la obsoleta tubería y el Ayuntamiento le pide a la empresa concesionaria que asuma el coste

Claudio Mateos
CLAUDIO MATEOSPlasencia

Los vecinos de Miralvalle y el Rosal de Ayala están hartos de quedarse sin agua en sus casas de buenas a primeras. La calle Manuel Revilla Castán, la gran vía que separa ambos barrios, acumula durante los últimos meses avería tras avería en la red subterránea, lo que obliga continuamente a la presencia de los operarios de la UTE Aguas de Plasencia y al corte del suministro. Exigen una solución, que no es otra que cambiar de una vez toda la tubería que recorre la calle, una pieza antigua y obsoleta de fibrocemento.

Más información

El Ayuntamiento les da la razón a los vecinos. «Su reivindicación es más que justa», afirma el concejal de Servicios Municipales, Luis Miguel Pérez Escanilla, quien aporta el dato de que la calle Manuel Revilla Castán lleva acumuladas seis averías consecutivas. «Se considera que el número de averías en un tramo es excesivo cuando hay una por año, así que esto es una barbaridad», apunta el edil, quien apunta al material de la tubería como principal causa. «El fibrocemento se va deteriorando y con los años que tiene esa tubería es normal que se rompa», afirma. Señala además que en otras zonas de la ciudad con tuberías similares también se dan averías con cierta frecuencia, aunque no tanta como en esta calle entre Miralvalle y el Rosal de Ayala.

De hecho, vecinos de la parte alta del polígono de La Data, en concreto de las calles Antonio Arce y García Blázquez, también ha manifestado su malestar por las continuas averías y cortes de suministro que sufren en esa zona.

Reunión con la UTE

Pérez Escanilla mantuvo la semana pasada una reunión con el gerente de la UTE Aguas de Plasencia para pedirle la sustitución completa de la tubería, una gran obra que el Ayuntamiento considera que debe ser asumida por la empresa como parte de las inversiones de mantenimiento y mejora de la red de suministro que vienen contempladas en el contrato de concesión. Por el momento no ha habido una respuesta. Si fuera negativa, el concejal asegura que será el Consistorio el que tendrá que hacerse cargo, ya que «se trata de una prioridad».

Pérez Escanilla recordó que existe un «pleito» desde hace tiempo entre el Ayuntamiento y la UTE del agua precisamente a cuenta de las inversiones que tendría que haber llevado a cabo la adjudicataria durante todo este tiempo, de las cuales ha acometido tan solo «una mínima parte», lo cual repercute de manera directa en la calidad de la red de suministro, y por lo tanto en el número de averías.