Caja Extremadura estudia exponer en la ciudad las 140 obras del Salón de Otoño

Edificio central de Caja de Extremadura en Plasencia. :: david palma/
Edificio central de Caja de Extremadura en Plasencia. :: david palma

El alcalde adelanta que ha propuesto ubicar la muestra en las plantas vacías de la sede central de la entidad bancaria

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

plasencia. Las 140 obras, entre ganadoras y adquiridas, del Salón de Otoño que desde 1978 ha venido celebrando Caja de Extremadura están más cerca de ser expuestas en Plasencia.

«La colección se originó aquí y, por eso, hemos vuelto a pedir que se muestre en la ciudad», señaló ayer el alcalde, Fernando Pizarro. «Hay muy buena disposición por parte de la Fundación Caja de Extremadura, de la que depende la colección, y su intención es traerla a Plasencia», añadió Santiago Antón, de la asociación 'Trazos de Salón', constituida a finales del pasado año precisamente para lograr que estas obras de arte se muestren en la ciudad del Jerte. Tanto el alcalde como miembros de la citada agrupación han mantenido un encuentro con Antonio Ventura, uno de los patronos de la fundación, para avanzar en una negociación que haga posible que Plasencia cuente con un espacio destinado al arte de vanguardia, de la mano de los fondos que la fundación ha ido sumando desde que arrancara el Salón de Otoño.

Primero centrado en la pintura, pero después abierto a otras disciplinas artísticas y motivo por el que la colección incluye también fotografías, vídeos y esculturas. «Los fondos ya han sido catalogados y se trata de una colección coherente que pone de manifiesto el devenir del arte desde la década de los 80, con influencias anteriores, hasta la actualidad», declaró Santiago Antón.

En esta última reunión, a la que seguirán otras, el alcalde ha planteado «la conveniencia de que el futuro espacio expositivo se ubique en el edificio central de la Caja, puesto que solo la planta baja está ocupada en la actualidad».

Una ubicación que también respalda la asociación 'Trazos de Salón', «aunque nosotros hemos apostado por un espacio público como la planta alta del mercado de abastos», añade Antón. En cualquier caso, «lo importante es que la negociación está en marcha; tras la catalogación de las obras, la intención es exponerlas en Plasencia y ahora resta determinar cuándo, dónde y cómo».

Para ello el alcalde adelantó ayer que solicitará una reunión con el presidente de Liberbank, «porque además de los fondos del Salón de Otoño queremos plantearle la conveniencia de que se abra la iglesia de las Carmelitas, un edificio histórico que sigue cerrado».