«Tuve que ir desde Plasencia hasta Cáceres para que me sacaran un trozo de pollo con el que me atraganté»

Entrada a Urgencias en el Hospital Virgen del Puerto. :/A. Solé
Entrada a Urgencias en el Hospital Virgen del Puerto. : / A. Solé

«Como era por la tarde cuando llegué al Hospital de Plasencia, ya no había ningún especialista para atenderme», denuncia esta vecina de Serradilla

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

Ese día, el pasado lunes 8, comió un poco más tarde de lo habitual, pero como siempre, «en trozos pequeños y despacio», asegura Felisa Barbero, una vecina de 72 años de Serradilla.

Aun así, se atragantó. «No fue con un hueso, pero sí con un pequeño trozo de carne de pollo que estaba comiendo». Cuando comprobó que no podía ni terminar de tragarlo ni expulsarlo, acudió al centro de salud del pueblo. «Desde aquí me trasladaron en ambulancia hasta el Hospital de Plasencia para que me atendieran en este centro, para que me sacaran el trozo de pollo con el que me había atragantado», explica.

Sin embargo, en el 'Virgen del Puerto' no pudieron sacarle el trozo de pollo. «Llegué cerca de las seis de la tarde y, al parecer, el especialista que me tenía que atender, un digestivo, ya no estaba, porque no los hay después de las tres de la tarde en Plasencia». Por este motivo, «porque cada vez me encontraba peor, decidieron trasladarme en ambulancia hasta el nuevo hospital de Cáceres», relata Felisa Barbero. Aquí le extrajeron el trozo de pollo y la mujer regresó en ambulancia hasta el hospital placentino, para desde aquí, en otra, llevarla hasta Serradilla. «Llegué a mi casa a la una de la madrugada», resume.

«No puede ser que un hospital como es el de Plasencia, que tiene que atender a una amplia población, a todos los que residimos en la zona norte extremeña, no tenga médicos de las especialidades que sea de guardia; yo entiendo que el SES quiere ahorrarse dinero, entiendo también que no tenga que haber especialistas de todo en el resto de hospitales de la zona norte, pero considero que sí debe haberlos al menos en uno, en el de Plasencia, para que se nos pueda atender y no tengamos que ser trasladados a Cáceres».

Felisa Barbero reconoce que «en mi caso, al final, todo salió bien y me sacaron el trozo de carne, pero yo cada vez me iba encontrando peor, porque a diferencia del hueso, el trozo de pollo iba aumentando y cada vez respiraba con más dificultad». Esta mujer añade que lo que vivió el pasado lunes ya lo había vivido antes. «Hace 22 años tuve el mismo problema, me atraganté y entonces también me tuvieron que llevar hasta Cáceres; por eso creo que no puede ser que después de tanto tiempo todo siga igual», lamenta.

Endoscopistas

Por su parte, el SES deja claro que la atención que recibió esta vecina de Serradilla fue la correcta. Explica que la mujer llegó el 8 de julio a las 18.07 al hospital de Plasencia, «refiriendo que se había atragantado con un trozo de pollo». También que, «según consta en el registro del servicio, los médicos de Urgencias le realizaron una exploración del cuello sin palpar cuerpo extraño alguno». Y, por eso, «dado que la paciente estaba en buenas condiciones cardiorespiratorias, le administraron relajantes y analgésicos y quedó en observación».

Como cerca de las 20 horas, «la paciente seguía refiriendo molestias, los médicos de Urgencias contactaron con el endoscopista de guardia en el hospital de referencia provincial y activaron su traslado a Cáceres». Llevaron a cabo, por tanto, «el procedimiento correcto desde el punto de vista médico y que es el habitual en todos los hospitales del SES», deja claro Sanidad.

Porque para problemas como el que presentaba Felisa Barbero «es necesaria la intervención de un endoscopista, y sólo los hospitales de referencia provincial (Cáceres y Badajoz) cuentan con endoscopista de guardia localizada, por lo que cuando el caso se presenta fuera de la jornada ordinaria, si es necesario se deriva al paciente al hospital de referencia provincial». Por tanto, reitera el SES, la actuación que se llevó a cabo con la vecina de Serradilla fue la correcta.