El Banco de Alimentos ayuda a 3.000 personas al mes en Plasencia

Productos del Banco de Alimentos. :: Hoy/
Productos del Banco de Alimentos. :: Hoy

Esta institución se encarga tanto de la capital del Jerte como de toda la zona norte de la región

LUCÍA SEMEDOPLASENCIA.

Son 3.200 las personas de Plasencia y su entorno las que se ven obligada a acudir al Banco de Alimentos en un periodo de mes y medio, según explicó la delegada placentina de esta institución, Loli Hernández.

La cifra se ha ido reduciendo en los últimos años, una cuestión positiva, pero Hernández indicó que esto se debe, en parte, a que se «reparten el trabajo» con otros colectivos como Cruz Roja.

En un encuentro con los medios en las instalaciones de la delegación, al que acudió también el alcalde de la localidad, Fernando Pizarro, y varios concejales, Hernández habló del gran problema que supone la «cronificación de la pobreza», relacionada con aspectos como el trabajo precario y temporal, del que es complicado obtener los fondos para sustentar a una familia.

El Ayuntamiento se compromete a buscar medidas para poder ampliar las instalaciones

«Nosotros no podemos solucionar esto porque no es nuestra competencia, pero intentamos paliar estos problemas y ofrecer el alimentos básico para todos aquellos que nos lo solicitan» explicó la delegada. «Respondemos a una necesidad, alimentos para que no falte un plato de comida en la mesa».

Redes de reparto

En total, la delegación placentina del Banco de Alimentos, que se encargan de la zona norte de la región, cuenta con un total de 38 entidades de reparto y consumo de reparto. Se trata de colectivos variados: asociaciones de diverso tipos, comunidades religiosas, grupos de Cáritas o entidades no relacionadas con ninguna religión.

Esta misma semana se ha realizado el reparto de 55.000 kilos de alimentos no perecederos provenientes del fondo europeo de ayuda. Su labor es diaria ya que, según explicaba la delegada, deben responder a una necesidad tan básica como es la alimentación, que, como no puede ser de otra manera «tenemos que cuidar todos los días de nuestra vida». Este trabajo se realiza gracias a la veintena de voluntarios que acuden a las instalaciones, tanto para el reparto de los productos como para asegurar su correcto almacenaje y su buen estado.

El presidente del Banco de Alimentos, Juan Carlos Fernández, también acudió a la cita y felicitó la labor y el esfuerzo de los voluntarios. Reconoció el importante trabajo que se realiza desde la delegación placentina, ya que se encargan no solo de la capital del Jerte sino de su entorno, casi la totalidad del norte de Extremadura.

Ampliación de la nave

Desde el Ayuntamiento, Pizarro reiteró al importancia de esta acción altruista. El Banco de Alimentos solicitó a la casa consistorial la ampliación de sus instalaciones, una cuestión que Pizarro no ha descartado, y ha prometido «estudiar con el resto del equipo para valorar cual sería la forma más conveniente de abordar esta medida de forma satisfactoria y adecuada».

El alcalde reiteró que no se trata de buscar un nuevo emplazamiento ya que «la nave está perfectamente acondicionada y el lugar es el idóneo, por lo que creemos que lo mejor sería intentar ampliar las instalaciones aquí mismo. Es una cuestión que tenemos que estudiar».