El Ayuntamiento sustituirá los árboles enfermos de la Isla por nuevas especies

Uno de los carteles colgados con motivo de la clausura del parque por peligro de caída de ramas. :: Hoy/
Uno de los carteles colgados con motivo de la clausura del parque por peligro de caída de ramas. :: Hoy

Los trabajos se desarrollarán durante los próximos meses y las zonas de actuación estarán acotadas por seguridad

LUCÍA SEMEDOPLASENCIA.

El Ayuntamiento de Plasencia ya ha elaborado un plan general para renovar los árboles envejecidos y enfermos de las zonas arbóreas de la ciudad, como el parque de la Isla, donde en los últimos meses la caída de ramas y árboles partidos se ha repetido de forma constante. La primera actuación, que se llevará a cabo en los próximos días, afectará a 21 árboles.

Así lo explicaron los ediles de Servicios Municipales y Medio Ambiente, Luis Miguel Pérez Escanilla y Sergio López, quienes explicaron que se trata de una medida que afectará tanto a este parque como a los paseos en torno al Jerte.

La primera medida afectará a 18 chopos, 2 pinos y 1 conífera que, por su estado envejecido, suponen mayor riesgo de partirse, en especial cuando aumenta la humedad en el ambiente.

Este mismo fin de semana el fuente viento y las lluvias obligaron a cerrar este parque, junto a otras zonas verdes de la ciudad, por el peligro de la caída de ramas.

Según avanzaron, las especies para sustituir estos árboles deben ser «cuidadosamente seleccionadas». Esto se debe a que el entorno del Jerte forma parte de la Red Natura 2.000 y cuenta con la catalogación de zona ZEPA, un espacio especialmente protegido para los pájaros.

Entre las especies que baraja el Ayuntamiento, por su crecimiento adecuado y acorde con el resto de árboles que están presentes en el parque, destacan los alisos, los ejemplares de almez, unos árboles que ya se plantaron en trabajos anteriores y que «dan muy buenos resultados, porque son fuertes y crecen bien», explicó López.

Por su parte, Escanilla añadió que con el fin de evitar que el deterioro de los árboles aumentan, han incluido en el pleno de condiciones para acceder al cuidado de los parques y jardines de la ciudad, una cláusula que obliga a realizar estudios del estado de la arboleda, señalando los ejemplares que se encuentren en mal estado.

Ahora que el Ayuntamiento cuenta con los permisos para trabajar en la zona, firmados por la Junta y la Confederación Hidrográfica del Tajo, los trabajos se desarrollarán durante los próximos meses. En el caso de la Isla, los ciudadanos podrán ver que las zonas de árboles afectados estarán acordonadas.