El Ayuntamiento de Plasencia asumirá las zonas comunes de Los Monjes para poder mantenerlas

Maite Díaz, Miguel Ángel de la Calle, Fernando Pizarro y David Dóniga, en el PIR. :: andy solé/
Maite Díaz, Miguel Ángel de la Calle, Fernando Pizarro y David Dóniga, en el PIR. :: andy solé

A. B. H.

De la misma forma que se ha hecho con las plataformas ubicadas entre los bloques del PIR de Los Monjes, que el Ayuntamiento ha asumido y en las que ha habilitado 150 plazas de aparcamiento, se quiere hacer ahora con las zonas comunes que quedan en el barrio, entre los edificios y las propias plataformas. Para que pasen a ser propiedad municipal y así poder destinar recursos públicos a su mantenimiento.

«Esto beneficia a los propietarios, porque ahora si se produce una avería en estos espacios comunes, no podemos arreglarla, la tienen que sufragar los vecinos», explicó el alcalde, Fernando Pizarro, en el transcurso de la visita que ha realizado al PIR de Los Monjes, en compañía del presidente vecinal, Miguel Ángel de la Calle, y los ediles Maite Díaz y David Dóniga.

Pizarro agregó que para que los espacios comunes pasen a ser propiedad del Ayuntamiento «es necesario el acuerdo por unanimidad de los propietarios. Y hay un plazo para ello. «Hemos establecido que el acuerdo debe estar antes del 29 de julio para que el traspaso sea posible; la voluntad política existe».

Además de este anuncio, Fernando Pizarro adelantó en la visita al barrio que se habilitarán un nuevo parque infantil y una zona deportiva, y que sus ubicaciones dependerán también del consenso vecinal. «Nosotros ya tenemos el material deportivo y también los juegos infantiles, solo resta el acuerdo de las comunidades de vecinos para que nos indiquen dónde instalarlos», dijo el alcalde.

Las mejoras en el PIR de Los Monjes se completarán con la nueva zona para perros que se acotará en una parte del parque municipal y que será una de las cinco que se cerrarán y habilitarán en la ciudad con juegos caninos.

Tanto el alcalde como el presidente de Los Monjes visitaron también la sede vecinal con la que contará el PIR en unos meses y supervisaron las obras de adecuación que ya han comenzado. Se trata de un local de 230 metros cuadrados, ubicado en uno de los bajos del último bloque, y dotará de este modo al barrio de un local social, una de las demandas vecinales.

Por último, el alcalde destacó la apuesta del Gobierno local por este barrio, el más nuevo de Plasencia, y cuantificó en medio millón de euros la inversión realizada en el mismo, teniendo en cuenta la adquisición de las plataformas, la adecuación de la futura sede y las nuevas zonas infantil y deportiva que se acometerán, entre otras mejoras.