50 alumnos de primero de la ESO no tienen plaza en el instituto elegido en Plasencia

Alumnos ayer a las puertas del Instituto Valle del Jerte, uno de los cuatro de la zona norte. :: a. solé/
Alumnos ayer a las puertas del Instituto Valle del Jerte, uno de los cuatro de la zona norte. :: a. solé

Las familias de los afectados reclaman a Educación que no suprima la tercera línea en el IES Valle del Jerte

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

Medio centenar de escolares placentinos que el próximo curso empezarán primero de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) no han obtenido plaza en el instituto que han elegido como primera opción. Es el motivo por el que sus familias demandan la apertura de una tercera línea, más bien que se mantenga la existente, en el IES Valle del Jerte, donde está previsto suprimirla.

Según explican los afectados, los dos institutos con mayor demanda en la ciudad, en la que ésta ha superado con creces a la oferta de plazas, han sido el Parque de Monfragüe y el Valle del Jerte. En el primero han quedado una treintena de niños fuera y en el segundo, veinte aproximadamente. «Y en los otros de la zona norte, que son el Virgen del Puerto y el Pérez Comendador, apenas sobran tres plazas en cada uno de ellos», señala la madre de uno de los escolares que no han obtenido plaza en el IES que han elegido como primera opción, en función de las listas provisionales que han sido publicadas.

«Por este motivo no entendemos que se quiera suprimir el próximo curso la tercera línea en el Valle del Jerte, reclamamos que se mantenga para que se pueda asumir la demanda», reclaman y así se lo han pedido ya a los responsables de Educación. «El Parque de Monfragüe ya tiene tres líneas, pero si el Valle ha sido el segundo más demandado, pedimos que se mantenga la tercera, que no se elimine», insisten.

No solo porque medio centenar de escolares no tienen plaza de momento en el instituto que han elegido como primera opción, «sino porque algunos no la tendrán, como puede ser mi caso, en ninguno de los cuatro centros en los que han pedido una plaza». Los cuatro de la zona norte, los que más demanda tienen. Por lo que temen que el 2 de abril, cuando se publicarán las listas definitivas de reserva de plaza y se reubicará a los escolares que no la han logrado en el instituto elegido entre las vacantes que haya en el resto de centros, «nos puede tocar, por ejemplo, el Sierra de santa Bárbara, que está a dos kilómetros de mi casa». Y esta situación «nos complicará a muchos el próximo curso la conciliación familiar y laboral».

«No es un capricho»

Estos padres explican que, en el caso de los colegios, «disponemos de aulas matinales y comedores para amoldar nuestros horarios de trabajo con los escolares, pero en los institutos ya no contamos con estos servicios y, por tanto, si te toca uno lejos de casa, nuestros hijos ya no podrán ir solos al centro y volver a casa; estamos hablando de niños».

Desde su punto de vista, no tiene sentido que se opte por eliminar una unidad en un centro con demanda y, por eso, «hemos pedido a los responsables de Educación que nos den una solución, porque entendemos que los políticos están para facilitar las cosas y no para perjudicar a la población». Las familias afectadas consideran que tener una plaza en el centro elegido «no puede depender de la suerte que tengamos en un sorteo», e insisten: «Lo que pedimos no es un capricho, reivindicamos una plaza en un instituto próximo a nuestros domicilios».