El alcalde de Plasencia dice que hay tres universidades privadas que quieren estar en la ciudad

Responsables de la UCAV, en una visita a la Casa del Deán. :: hoy/
Responsables de la UCAV, en una visita a la Casa del Deán. :: hoy

Pizarro asegura que en algún caso ofertan enseñanzas que no se imparten en la UEx y que buscan terrenos para construir sus edificios

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

Además de la Universidad Católica de Ávila (UCAV), el alcalde en funciones, Fernando Pizarro, desveló ayer que hay otras dos universidades privadas que están interesadas en instalarse en Plasencia. «No puedo dar nombres por lealtad a ellas, pero sí que ya nos han trasladado su interés por estar en la ciudad», declaró.

No solo eso. Según el primer edil, además, algunas incluso están dispuestas a construir sus propias instalaciones, «porque en los edificios que podemos ofrecer no tienen cabida los espacios que requieren». Se refiere a los inmuebles que, hasta el momento, se han ofrecido a la UCAV: los antiguos juzgados que conforman la Casa del Deán, del siglo XVII, y el Palacio del Doctor Trujillo, del XV. Y, además, «algunas de esas universidades ofrecen grados que no existen en Extremadura, en unos casos y, en otros, sí los oferta la UEx, pero tienen tanta demanda que la universidad pública no puede asumirla».

Fernando Pizarro deja claro que «queremos ampliar nuestro campus, reforzar Plasencia como ciudad universitaria; esta es una de nuestras prioridades y objetivos para esta legislatura». Por eso, garantiza su apoyo a las universidades privadas que quieran instalarse en la ciudad, «por el rédito económico y social que ello supone», y por eso, también, confía en que «esta vez el presidente Guillermo Fernández Vara nos respalde, porque ya no tiene ataduras, ya no depende de Podemos, ya no hay excusas». Asegura que será uno de los temas que «le trasladaré en la primera reunión que pueda mantener con él, que la solicitaré en cuanto se forme la nueva Corporación municipal», que será el próximo día 15.

La UCAV

Para Pizarro, la ampliación del campus placentino «es una cuestión de justicia». Por eso, «continuaremos reclamando que la UEx ofrezca nuevos grados en la ciudad». Independientemente de que lleguen universidades privadas o no. Por el momento, aunque el alcalde incluye entre las tres que han mostrado interés a la UCAV, lo cierto es que este proyecto, como dijo el día anterior el obispo, José Luis Retana, está parado. Y, además, lo está, no porque el presidente de la Junta dijera que para dar el visto bueno al proyecto debía ofrecer un valor añadido, o lo que es lo mismo, impartir enseñanzas que no se dan en la UEx, sino por la importante inversión económica que habría que acometer en los juzgados, como así ha explicado también el obispo.

De hecho, la Junta de Extremadura no se ha tenido que pronunciar sobre el proyecto de la UCAV, porque el mismo ni siquiera ha llegado a presentarse. En febrero de 2018 se inició su tramitación ante la Administración regional con el objetivo de constituir una fundación que defendiera la apertura en Plasencia de un centro adscrito a la UCAV. Pero la realidad es que, a día de hoy, la fundación no solo no está constituida, sino que no se ha avanzado ni un solo paso para su creación desde entonces.