La Administración sigue buscando una solución para el anciano Antonio Mendo

La Administración sigue buscando una solución para el anciano Antonio Mendo

A. B. H.

Ha abandonado la última residencia en la que estaba y lleva ya cuatro días en las urgencias del Hospital, aunque no presenta ningún problema médico. La Administración sigue buscando una solución para Antonio Mendo, el anciano de 82 años que está en silla de ruedas porque tiene una pierna amputada.

Desde la Consejería de Sanidad y Política Social se explicó ayer que el anciano, tal como ha ocurrido en las anteriores ocasiones desde hace más de un año largo ya, se ha ido voluntariamente de la residencia de Losar de la Vera donde estaba, la última en la que se le ha encontrado una plaza. Entonces «volvió al hospital y se derivó primero a Salud Mental, para que se le hiciera una evaluación, con resultado negativo. Después a Medicina Interna, con el mismo resultado. Por lo tanto, el hombre no presenta ningún problema médico por el que deba estar ingresado», confirma el SES.

Sin embargo, al parecer, tampoco tiene dónde ir, por lo que «en el hospital se le está alimentando y aseando, porque el hombre se niega a cualquier posibilidad», y no se puede ingresar a nadie en ningún centro contra su voluntad. La Junta buscará una solución con el Ayuntamiento.