Plasencia espera ingresar hasta un millón anual con el futuro parque eólico

Sierra del Merengue o Berenguer, ubicada al sur de la ciudad, junto a la A-66. :: david palma/
Sierra del Merengue o Berenguer, ubicada al sur de la ciudad, junto a la A-66. :: david palma

Son 15 aerogeneradores en la sierra del Merengue con una inversión de 37,8 millones por parte de la multinacional catalana Gas Natural Fenosa

CLAUDIO MATEOSPlasencia

El futuro parque eólico de la sierra del Merengue -situada al sur de Plasencia entre la A-66 y los municipios de Carcaboso y Aldehuela del Jerte- está un paso más cerca. El Diario Oficial de Extremadura (DOE) publicó ayer que durante el próximo mes quedarán sometidos a información pública varios documentos del proyecto, en concreto la solicitud de reconocimiento de utilidad pública, el estudio de impacto ambiental y la calificación urbanística. El Ayuntamiento confía en que, una vez en marcha, este parque eólico deje en la ciudad hasta un millón de euros anuales en concepto de canon.

Se trata de un proyecto que presenta importantes modificaciones en relación al que recibió en el año 2007 la autorización medioambiental de la Junta para esa misma ubicación en la sierra del Merengue, o Berenguer. Aquel estaba promovido por 51 constructoras cacereñas con Unión Fenosa como socio tecnológico, y contemplaba la instalación en dos fases de 45 aerogeneradores para una potencia total de 76,5 megavatios (MW). Ahora la multinacional catalana Gas Natural Fenosa Renovables se ha quedado como única promotora y el proyecto se ha reducido a 15 generadores y 39,9 MW.

Según la documentación publicada ayer en el DOE, el parque eólico 'Merengue' requerirá de un presupuesto de ejecución de 37.823.982,35 euros, por lo que se trata de la mayor inversión privada en Plasencia. Tendrá nueve aerogeneradores de 2,3 MW y otros seis de 3,2 MW. La línea eléctrica será de 4,8 kilómetros en el tramo aéreo y 2,1 en el subterráneo.

El alcalde, Fernando Pizarro, recordó ayer que este ha sido siempre el proyecto de parque eólico que ha apoyado su gobierno local, puesto que apenas tiene impacto visual en la ciudad y además se encuentra dentro del término municipal de Plasencia, lo que permitirá al municipio recaudar el canon que deben pagar por ley este tipo de instalaciones. Pizarro dijo que aún no se ha calculado, pero que puede alcanzar un millón de euros anuales. Además, recordó que será el primer parque eólico que se construya en Extremadura, y que la normativa asigna a cada aerogenerador un número mínimo de puestos de trabajo, lo cual será bueno para el empleo, al margen de los puestos que se generen durante la ejecución material de las obras.

Por el contrario, el PP siempre se opuso al parque eólico que se iba a construir en la sierra de Santa Bárbara, ya que el impacto visual era para Plasencia y en cambio los aerogeneradores iban en el término municipal de Malpartida. Este fue uno de los muchos proyectos que se quedaron por el camino cuando en el año 2012 el gobierno central suprimió las primas a las renovables y la energía eólica dejó de ser un sector atractivo para los inversores. Lo mismo le ocurrió al que se iba a levantar en la finca 'Fuente del Sapo', y a otro en el Cerro Cabildo que afectaba a Plasencia, Cañaveral y Holguera. Todos ellos contaban ya en 2007 con la autorización medioambiental de la Junta de Extremadura y ninguno ha salido adelante.

El presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago, dijo ayer tras publicarse en el DOE la información pública del proyecto de la sierra del Merengue que ahora «hay mayor interés» por la implantación de esta energía renovable en la región desde la aprobación por parte de su anterior ejecutivo de una nueva normativa «contraria a las restricciones del pasado», lo que a su juicio ha motivado que Extremadura resulte «más atractiva» para un tipo de energía que había sido una «asignatura pendiente» en la región.