Pizarro libera a Dóniga y entrega Interior y Personal a Sonia Grande

Las áreas más relevantes quedan en manos de los tres concejales de mayor confianza del alcalde/
Las áreas más relevantes quedan en manos de los tres concejales de mayor confianza del alcalde

Los once miembros del nuevo Gobierno local tomarán posesión en una sesión plenaria que dará comienzo a las 13.00 horas

CLAUDIO MATEOSPlasencia

Fernando Pizarro, poco amigo de revoluciones, utilizó esta semana la palabra «conservadora» para definir la reforma que ha llevado a cabo en su equipo de gobierno para adaptarlo al resultado de las elecciones. Lo cierto es que hay pocos cambios y sirven sobre todo para concentrar el poder municipal, con las áreas más relevantes en manos de los tres concejales de mayor confianza del alcalde, que son José Antonio Hernández, Sonia Grande y David Dóniga. Este último pasa a tener también dedicación exclusiva, con lo que los liberados suben de dos a tres, además de Pizarro.

Dóniga conserva las áreas de Deportes e Innovación, que ya tenía en el mandato que ahora acaba, y asume además Obras -que a partir de ahora se llamará Fomento-, Distritos y Comunicación.

José Antonio Hernández ve aún más reforzada su posición como mano derecha de Fernando Pizarro y, además de conservar Hacienda y Urbanismo, asume Fondos Europeos y es nombrado portavoz y primer teniente de alcalde. También incrementa su responsabilidad Sonia Grande, que sigue con Empleo y Empresa, pero además se hace cargo de Administración General, que es de nueva creación, y de Interior y Recursos Humanos, dos de las áreas tradicionalmente más conflictivas, en un claro voto de confianza por parte del alcalde.

Los restantes siete concejales del PP tendrán también delegaciones, pero ya sin sueldo. Entre los nuevos, Flor Conejero se encargará de Servicios Sociales y Mayores, Luis Domingo 'Sito' Díaz de Juventud y Marisa Bermejo de Cultura.

Del resto, el único que cambia es Isidro Rodríguez, que mantiene la portavocía del grupo del PP y del gobierno municipal, aunque la compartirá con José Antonio Hernández, y que tendrá como única delegación la de Turismo. Mayte Díaz sigue con Accesibilidad, Familia e Igualdad, Luis Díaz mantiene Festejos y Luis Miguel Pérez Escanilla conserva Servicios Municipales, además de una nueva área de Salud Pública que incluye cementerio, mercado de abastos, etcétera.

Como ya había anunciado Pizarro, las comisiones informativas seguirán siendo cinco y estarán formadas por 11 concejales cada una, aunque con una nueva distribución de seis ediles del PP, dos del PSOE, uno de Plasencia en Común, uno de Ciudadanos y uno de Extremeños, algo que perjudica claramente a los socialistas, que pierden uno pese a a haber obtenido un concejal más en las elecciones. El alcalde lo justificó diciendo que es la única manera de mantener un equilibrio representativo (el gobierno seis concejales y la oposición cinco) sin aumentar el número de ediles en las comisiones, y por lo tanto el gasto.

Fernando Pizarro anunció además que los sueldos de los cargos públicos y el personal de confianza, así como la asignación por asistir a plenos y comisiones, quedam congelados con las mismas cuantías que se fijaron en 2011. Así, el alcalde seguirá cobrando 14 pagas de 3.486,44 euros brutos, y los concejales liberados de 2.413,78. La asignación por asistir a plenos es de 297,41 euros a los ordinarios y 146,31 a los extraordinarios. Por cada junta de gobierno se cobran 47,55 euros, y por cada comisión informativa 63,71. Los grupos políticos reciben 100 euros al mes por cada concejal.

Seguirá habiendo siete contratados como personal de confianza, el máximo que permite la ley.