A la luz de las hogueras, la mágica Noche de San Juan

A la luz de las hogueras, la mágica Noche de San Juan

Centenares de localidades costeras españolas se engalanan para celebrar una tradición única vinculada al fuego

ÁLVARO ROMERO

Se acerca la Noche de San Juan y como cada año aspira a ser la más mágica del verano en centenares de localidades repartidas por toda la geografía española. Tiene lugar en la madrugada que va del 23 al 24 de junio y al contrario de ideas equivocadas no coincide con el solsticio de verano y tampoco es la noche más corta de año, si una de ellas.

Esta bonita costumbre llena de luz las playas de todo el litoral español para conmemorar el nacimiento de San Juan Bautista. Una tradición cristiana de orígenes paganos extendida por la Europa mediterránea. Son varios los mitos y leyendas que surgieron alrededor de esta fiesta, alguno aseguraba que las lumbres daban fuerza al sol para iluminar el periodo estival, mientras otras hablan de purificación, quemando todo lo malo acontecido a lo largo del año con el objetivo de tener un buen verano.

Sea cual sea el motivo, actualmente la Noche de San Juan es la excusa perfecta para juntarse con familia y amigos, acudir a la playa y disfrutar de este hermoso día, convertido también en un recurso turístico cada vez más demandado.

Alicante, las fiestas grandes

Las Hogueras de San Juan son una de las fiestas más importantes de la ciudad de Alicante. Declaradas de Interés Turístico Internacional, miles de personas salen a la calle para rendir culto al fuego y disfrutar de un espectáculo lleno de música, luz y color. El festejo arranca oficialmente el 20 de junio y se prolonga hasta el día 29.

Como manda la tradición, cada año se colocan entre sus calles y plazas más de doscientos monumentos de cartón y madera con temática satírica. Éstos arderán el día 24 de junio en el climax de la fiesta, la espectacular noche de la «Cremà», acompañada de la popular «Bañada» llevada a cabo por los bomberos a la hora de apagar las hogueras. Durante las fiestas se incluyen actos como las mascletás, el pregón, la plantá, desfiles y pasacalles y la bella ofrenda de flores a la Virgen del Remedio.

Málaga, hogueras y espetos

Los vecinos malagueños esperan la llegada de la noche del 23 de junio con expectativa e ilusión. Como cada año miles de personas se acercan a la playa de la Malagueta y otras adyacentes del mismo litoral para iluminar la madrugada de San Juan. Grupos de amigos y familiares se reúnen con tiempo para calentar motores, disfrutar del atardecer y degustar espetos, pescadito e incluso hacer barbacoas en las zonas permitidas. El evento suele estar amenizado por conciertos y espectáculos.

Los municipios limítrofes no se quedan atrás y participan también en la medida de lo posible organizando sus lumbres frente al mar. Un festejo que cada vez atrae a más visitantes llegados de todas las partes de España, que se instalan en la arena con todo lo necesario para darse un chapuzón y quemar los deseos. Saltar las hogueras es otra de las costumbres frecuentes en la celebración, acto que según las creencias atrae a la buena suerte.

Ibiza, atardecer y fiesta

La hermosa isla de Ibiza y sus gentes rinden culto al mar y el fuego en una noche para recordar. Cada año las playas más frecuentadas se engalanan para recibir a centenares de visitantes que entre música y bailes disfrutan de la espectacular caída del sol. Atardecer que regala una singular paleta de colores que se multiplican por el reflejo en las aguas del Mediterráneo.

El espectáculo se extiende hasta altas horas de la madrugada, o hasta que el cuerpo aguanta. Conciertos y coreografías étnicas amenizan la velada mientras los más valientes saltan las hogueras. Es tradición encender dos filas de nueve lumbres cada una para que decenas de personas brinquen sobre ellas. De esta manera, según la tradición, se cumplirán los deseos. La celebración continúa cuando amanece de nuevo y se alarga durante todo el día del 24 de junio, con bailes, concursos, conciertos y la tradicional procesión.