La Oex estrena la 'Sinfonía nº 5' de David del Puerto en Badajoz y Cáceres

Álvaro Albiach. /
Álvaro Albiach.

EFE

La Orquesta de Extremadura (OEx) estrenará la 'Sinfonía nº 5' de David del Puerto, en un programa dedicado a la música contemporánea que tendrá lugar este jueves en Badajoz y un día después en Cáceres.

En nota de prensa, la Orquesta de Extremadura indica que se abre así un nuevo camino a compositores actuales en el próximo programa de temporada, llamado 'Visto desde hoy', en alusión a un repertorio dedicado a obras «muy actuales».

El concierto servirá de estreno absoluto de esta 'Sinfonía nº 5', dedicada a la OEX y a su director titular y artístico, Álvaro Albiach, encargo de la orquesta autonómica financiado por la Asociación Española de Orquestas Sinfónicas (donde la OEX es miembro) y la Fundación SGAE.

También se interpretará el 'Concierto Breve para Orquesta' de José Zárate, y cerrará el concierto la obra 'Metamorfosis sinfónicas sobre un tema de Carl María von Webe' de Paul Hindemith, y no faltará la charla previa con el violinista Santiago Pavón para los espectadores que quieran profundizar más en estas músicas.

El programa está dirigido por Álvaro Albiach, quien además dirigirá y guiará el concierto de 'Notas Matinales' del próximo sábado 12 de mayo, de nuevo, en Badajoz.

En el caso de 'Visto desde hoy', abrirá el concierto la 'Sinfonía nº 5', obra inspirada en el mito de la diosa del amor y de la guerra Inanna, mientras que la segunda parte estará centrada en el 'Concierto breve para orquesta', que también fuera encargo de la OEX y que fue estrenado en 2011 por ésta en Badajoz y Cáceres, y en las 'Metamorfosis sinfónicas sobre un tema de Carl María von Weber', estrenada en 1944.

Por su parte, la nueva sesión del ciclo 'Notas matinales' será la última entrega de esta temporada, dedicada a la explicación de los conciertos, e «idóneo tanto para los oídos más noveles como para los ya expertos». .

En esta ocasión será el propio Álvaro Albiach quien comentará las «metamorfosis sinfónicas», en concreto las que hizo Paul Hindemith, uno de los compositores «más influyentes» de la primera mitad del siglo XX, sobre un tema del germano Carl Maria von Weber.