La nieve acompaña a Masella hasta el final

La nevada registrada en las pistas catalanas mantiene este magnífico estado/Masella
La nevada registrada en las pistas catalanas mantiene este magnífico estado / Masella

26 centímetros de oro blanco nuevos adornan el último fin de semana del centro situado en la Baja Cerdaña

JUANJO GONZALOMADRID

El final de la temporada se acerca para todos. Incluso aquellos que, por suerte, han logrado aguantar hasta las primeras jornadas de mayo, inevitablemente se encuentran preparando los últimos días de un curso muy especial, en el que se ofrecen excelentes condiciones a los usuarios. Y es que las estaciones invernales viven su conclusión de campaña más especial de los últimos años, con unas previsiones que no podían ser mejores y una meteorología que sigue acompañando aún en estas fechas.

La nieve cubre la estación de Masella
La nieve cubre la estación de Masella / Masella

En Masella, donde cada curso se disfruta de la manera más intensa posible, temporada vuelve a ser la más larga de la zona pirenaica. Han sido muchos meses en los que se ha ofrecido un estado de pistas prácticamente inmejorable. Todavía, a pesar de que el próximo 1 de mayo será el último día en el que la estación se mantenga abierta al público, hay muchas sorpresas para esquiadores y snowboarders. Una de las mejores, como siempre, se encuentra en su nieve primavera, que continúa dando alegrías al dominio catalán.

26 centímetros han caído en la estación de la Baja Cerdaña cuando se afronta el último fin de semana de la temporada

Y es que se han recibido nuevas precipitaciones en forma de oro blanco. Nada menos que 26 centímetros en unas fechas inesperadas que han dejado los trazados de Masella todavía más atractivos de cara a uno de los fines de semana más esperados de la temporada. Serán muchos los aficionados que se acerquen, por las buenas condiciones reinantes, pero también por ser una de las pocas que todavía aguanta disponible, habiendo acumulado más de 60 km esquiables hasta Semana Santa.

Todo un regalo más que merecido en la Baja Cerdaña, donde una vez más el trabajo realizado por todos los operarios ha permitido completar un curso excelente -y del que aún queda por disfrutar varios días- en el que la nieve ha sido, una vez más, la gran protagonista.