Las mejores opciones para esquiar en verano

Los glaciares se han convertido en una de las mejores opciones del verano para los amantes del esquí/
Los glaciares se han convertido en una de las mejores opciones del verano para los amantes del esquí

Con gran parte de las estaciones cerradas por fin de temporada, llega la hora de los glaciares, que permiten a los usuarios disfrutar de la nieve en el periodo estival

JUANJO GONZALOmadrid

El sol y las altas temperaturas han llegado a las pistas de esquí españolas a finales de este mes de abril, unas fechas hasta las que muchos no han aguantado. Hace semanas comenzaron a cerrar las puertas tras haber vivido una temporada extraña en la que sólo algunos privilegiados lograron mantener nieve en sus pistas desde el mes de noviembre y durante una Navidad en las que gran parte de los centros se vieron abocados a resignarse ante la falta de nevadas en sus instalaciones.

Es la época más dura del año para todos los amantes del esquí, que esperan impacientes la llegada de una nueva temporada en la que todo se normalice y las condiciones sean las adecuadas desde un inicio. Sin embargo, y aunque parezca algo increíble para muchos, el verano se ha convertido en un periodo propicio para practicar deportes de nieve, y no solo en el continente americano.

Los glaciares se han convertido en una alternativa real para disfrutar de la nieve en verano, como ocurre con los 86 kilómetros que todos los amantes del esquí o snowboard pueden disfrutar en la única estación de esquí que se encuentra abierta durante todo el año en Austria. La de Hintertux, situada en un pintoresco pueblo tirolés, cuenta con muchísimos eventos y un espectacular palacio de hielo para el público infantil.

Por encima de los 4.400 metros de altura se encuentra la zona esquiable de Zermatt durante los meses de verano, inaugurada en el periodo estival de hace 13 años. El glaciar Theodulgletscher ofrece una experiencia única en este paraíso del esquí y la montaña entre los meses de mayo y noviembre a través de los más de 20 kilómetros de extensión. Como ocurre en cualquier otro centro, sus pistas se diferencian por colores.

Francia es la otra gran opción para esquiar en verano. Tignes, con el Grande Motte 125 pistas y 300 kilómetros-, en una de las zonas más bellas del mundo, se ha convertido en una de las opciones preferidas por el gran público. Una genial alternativa se puede encontrar en Les Deux Alpes, la segunda estación más antigua del país y algo más pequeña que su vecina.

Algunas de ellas ya disfrutan con la llegada de usuarios procedentes de otras estaciones invernales, ya cerradas por el fin de temporada. Promete seguir convirtiéndose en uno de los mercados crecientes para aquellos que desean seguir disfrutando del esquí.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos