'Khaleesi': hielo, arroz y fiesta nocturna en Cáceres

Emilia Clarke puso una imagen en movimiento en Twitter desde la pista de hielo de Carrefour. :: hoy/
Emilia Clarke puso una imagen en movimiento en Twitter desde la pista de hielo de Carrefour. :: hoy

La actriz de 'Juego de Tronos', Emilia Clarke, por fin se ha dejado ver en Cáceres

CRISTINA NÚÑEZ

Khaleesi', o, mejor dicho, la actriz que encarna este personaje en la serie 'Juego de Tronos', por fin se ha dejado ver en Cáceres. ¡Existe! Y además come, patina y twittea. Durante semanas, desde que la serie americana rueda en Los Barruecos, no pararon los rumores. Que si cenando aquí, que si comiendo allá, en tal hotel, en este otro. Ayer, a través de su cuenta de Twitter, ella misma puso una imagen en movimiento junto al comentario en inglés: «El momento antes de caerme de culo». La actriz Emilia Clarke decidió irse ayer a la pista de hielo de Carrefour para echarse unas carreras. Esta imagen era solo la primera de una noche con varias paradas en distintos puntos de la ciudad.

Empezó retratándose en un escenario netamente invernal, muy en la onda de esta serie que rueda una parte muy sustanciosa de su séptima temporada en tierras extremeñas y cuya letanía 'Winter is coming' es conocida hasta por los que no siguen la serie. Tras el rodaje en Malpartida de 'Juego de Tronos', volverá a llevar a cabo tomas en una cercada Parte Antigua el próximo 14 y 15 de diciembre, el miércoles y el jueves.

La londinense Emilia Clarke, de 30 años, puede pasearse por Cáceres con la mayor de las discreciones y sin levantar sospechas. Para los poco doctos en la serie americana pasaría por una chica menuda (mide apenas 1,58 metros) de coleta y labios rojos muy marcados, pantalón ajustado, americana y gran pañuelo. Podría ser una estudiante de Derecho o una dependienta de supermercado.

Cáceres la nuit deparaba a la actriz otros momentos. Hacia las nueve y media de la noche llegó al restaurante El 13 de San Antón, que dirige el cocinero Juanma Zamorano. Fue él mismo a través de las redes sociales el que avisó de la visita de esta actriz, que cenó con otras tres mujeres. Estaba en una de las salas del fondo de este restaurante, sin ocultarse. Se trata de uno de los personajes más emblemáticos y potentes de la serie de HBO. Sin duda es la actriz que más debe su fama a este papel. Interpreta desde el año 2011 a Daenerys Targaryen, la 'Khaleessi', madre de dragones y que aspira a sentarse en el trono de los Siete Reinos.

¿Qué conversación puede mantener una periodista local de Cáceres con uno de los rostros más conocidos de la ficción televisiva? Pues escasita, la verdad, sobre todo porque la chica tenía más ganas de cenar que de hablar con nadie. Sus compañeras de mesa declinaron cualquier posibilidad de entrevista o foto mientras ella clavaba la mirada en el plato de comida, absorta. «No, estamos cenando», justificaban con frialdad. Emilia Clarke declinó lacónicamente atender a esta periodista. «¿Y por qué no, si hemos visto una foto tuya en Twitter hace solo un momento patinando?». «Es mi cuenta personal», justificaba mientras intentaba terminar su plato.

Juanma Zamorano explicaba que, entre otras propuestas, había degustado bacalao al pil pil y arroz con bogavante, una de las especialidades de este cocinero extremeño, conocido como Marichocho. Salió del local tapada por sus acompañantes. Al parecer en el interior del local prefirió no fotografiarse con otros clientes y fans.

Desde allí, Emilia y sus compañeras se fueron a la fiesta privada que se celebró en Mastropiero, uno de los locales de moda de la ciudad. Según ha sabido este periódico unas 400 personas iban a tomar parte de esta celebración, totalmente blindada para el mundo exterior. Las puertas de este local, que cuenta con una gran terraza, estaban protegidas por dos imponentes guardas de seguridad que impedían el acceso a cualquiera que no tuviera que ver con la serie. ¿Acudirían otros actores conocidos a este evento, como Tyrion Lannister, al que también se ha visto en lugares como el spa del hotel Los Arenales? Puede ser.

Los dueños de Mastropiero mostraron un mutismo generalizado al hablar de esta celebración, y utilizaron una frase que también parece ya una letanía: «hemos firmado un contrato de confidencialidad». Nunca antes se habían firmado en Cáceres tantos contratos de estos hasta la llegada de esta serie, que tiene «tuneada» una buena parte de la ciudad y que ha camuflado la estatua de San Pedro de Alcántara.

Todo va terminando, pero menudo añito más cinematográfico ha sido este 2016. Nos va a parecer mentira esto de no codearnos con actores globales. Still Star-Crossed, la serie americana que ha filmado en Cáceres desde el mes de septiembre hace el petate y dice adiós a un lugar al que deja la autoestima muy alta tras convertirse en el escenario de las andanzas de la secuela de Romeo y Julieta que podrá disfrutar el público estadounidense. Esta ciudad de película (de distinto género, según quien la mire) volverá, a su habitual calma. Cáceres seguirá soñando con que los señores de las cámaras vuelvan a ponernos en el mapa y a reclutar extras a go-go.

Otro ejemplo de que la industria cinematográfica ha calado en la sociedad local es la fiesta que se celebra hoy a partir de las 22,00 horas en la calle Pizarro, y que organiza el colectivo de hostelería Zona Pizarro Cáceres Monumental, en donde se agrupan una veintena de bares y restaurantes. Está dedicada a todas las personas que han participado en este rodaje. Tal y como explica Agustín Nieto, 'Yiyo', uno de los hosteleros de la zona, se han entregado 250 pulseras a la productora. Con ellas, los trabajadores y actores de esta serie pueden optar a descuentos y promociones en los bares. Se ofrecerán chupitos de una marca de bebidas y habrá animación con actores que emularán a Romeo y Julieta. Un fiestón de película, o mejor dicho, de serie.