Valverde de Leganés reivindica este fin de semana la cultura de la trashumancia

Participantes en una edición anterior de la Trashumancia en Valverde de Leganés./
Participantes en una edición anterior de la Trashumancia en Valverde de Leganés.

En esta localidad nace o termina una de las vías pecuarias más importantes del territorio español, la Cañada Real Soriana Occidental

HOY.ES

Valverde de Leganés celebra este domingo 11 de mayo la cuarta edición de la Trashumancia en la que colaboran el Ayuntamiento, Aderco, la Diputación de Badajoz, la Asociación de Amigos de las Vías Pecuarias y la Junta de Extremadura.

El diputado-delegado del Área de Agricultura y Ganadería de la Institución Provincial, Manuel Moreno, destaca que Valverde de Leganés siempre apostó de manera clara y comprometida con la recuperación de sus costumbres, de su patrimonio natural como son sus caminos, cordeles y cañadas.

El apoyo de estas jornadas trashumantes desde la Diputación se sustenta en varias cuestiones, tal y como ha destacado Moreno en la presentación de las mismas: porque ayudan a poner en valor el patrimonio natural, porque son capaces de dar a conocer un recurso ganadero como es el ganado merino, y porque estas actividades que se desarrollan en el mundo rural, no lejos de justificar un día de convivencia, promueven una actividad económica que ayuda a desarrollar y animar a expositores y comercios de los municipios de la comarca. También consideramos que es un motor de desarrollo económico, por lo que apoyamos decididamente dicha actividad.

Estas IV jornadas de la Trashumancia, ya consolidadas tras tres años de celebración, atrae la participación de vecinos, empresas y colectivos de la localidad, además de los visitantes que se acercan al municipio de Valverde, cada edición en aumento.

Manuel Borrego, teniente de alcalde de la localidad y diputado-delegado de la Imprenta Provincial, asegura que la intención de las jornadas es plantear un buen número de actividades que permitan conocer ese rasgo de una identidad cultural que vincula a los valderdeños con esta tradición nacida en época prerromana y cuya finalización se da en torno al siglo XVII.

Se trata de un tipo de pastoreo en continuo movimiento, adaptado en el espacio por las denominadas vías pecuarias para el traslado del ganado en busca de los pastos de invierno y de verano, haciendo de ella un modo de vida utilizado por generaciones en gran parte de la península y que significó una de las actividades económicas fundamentales, sostiene Borrego.

Una cañada única

Valverde de Leganés es donde nace o termina una de las vías pecuarias más importantes del territorio español, la Cañada Real Soriana Occidental.

Manuel Borrego subraya que la recuperación de este importante patrimonio público con ayuda de las políticas del Gobierno Central y Autonómico mediante su deslinde y amojonamiento, han puesto en valor un extraordinario paisaje que transmite riqueza natural por los cuatro costados. Se trata de una vía de 90 varas de anchura, unos 75,22 metros, que recorre 700 kilómetros de longitud y que llega hasta la provincia de Soria.

Esta vía tiene una característica diferente a las del resto que la hace única, ya que seis de las diez cañadas que existen en España, además de cruzarlas, comparte tramos del recorrido con las mismas, Segoviana, Leonesa Oriental y Occidental, de la Plata, Riojana y Soriana Oriental.

Con el programa planteado -precisa el teniente de alcalde-, se desea poner en valor recursos que eran propios de la trashumancia: potenciar la comercialización de aquellos productos que han sido la base de la actividad económica de este tipo de explotación; exponer y potenciar productos de la gastronomía y la artesanía como mercado potencial; realzar el patrimonio cultural y natural que sirvan como soporte de estrategias de desarrollo vinculadas con el mundo del ocio, como la práctica del senderismo, cicloturismo o deportes naúticos en el embalse de Piedra Aguda; y generar empleo.