Miniaturas de plastilina 'a cuatro ruedas'

Javier Bocadulce, con una selección de miniaturas. /
Javier Bocadulce, con una selección de miniaturas.

Javier Bocadulce exhibe más de un centenar de modelos de vehículos hechos con material moldeable y una colección de pinturas

M. FERNÁNDEZ CÁCERES

Empezó a elaborar coches en miniatura con plastilina «por casualidad». Ahora, Javier Bocadulce Carrero inaugura su primera exposición con 120 pequeños modelos de vehículos modelados con este material y 30 láminas de dibujos, todos relacionados con el mundo del cine y del motor. Licenciado en Filología Hispánica, tiene 46 años , trabaja en el registro de Educación de Cáceres y es natural de Arroyo de la Luz. «Montaba maquetas de coches por fascículos, pero llegó un momento en el que ya no había más modelos. Así que empecé a hacerlos yo mismo, primero con jabón natural, luego con arcilla y finalmente, con plastilina, que me dio el mejor resultado», cuenta Bocadulce.

Hay modelos clásicos, como el Renault 8, y otros más caraterísticos de películas e incluso de conocidas series. Así, no falta el coche de los Cazafantasmas, Kitt el coche fantástico o la furgoneta del Equipo A. Sólo hay un lienzo que no representa a un coche, y es el de la máquina del tiempo que, señala su autor entre risas, «también es, a su modo, un medio de transporte». La colección de láminas también se refiere al mundo de las cuatro ruedas. Titulada 'Plastimotor', la exposición se puede visitar hasta el 30 de este mes en el centro cultural Capitol, ubicado en el número 6 de la calle Sancti Spiritus y que tiene entrada libre. El horario es de 18.30 a 21 horas de martes a sábado; y los festivos, de 12 a 14 horas.

Es autodidacta. Dice que «no se hace» a academias ni planes de estudio y que siempre ha dibujado de manera intuitiva. «Me pica la curiosidad, pero no soy de dejarme dirigir en nada», cuenta. Al artista le encantan los coches aunque, curiosamente, no tiene carné de conducir. «Me han apasionado, pero he tenido problemas con la vista y no confiaba mucho. Hasta con lentillas era un problema, así que no me lo saqué», cuenta. Aunque recalca que sus actividades no pasan de ser algo amateur, Bocadulce hace a todo. «Lo mismo me paso un día entero haciendo coches en plastilina que luego me pongo a dibujar. Va por rachas», cuenta.

También hace reseñas de libros para una página web, ha participado en algún cortometraje como actor y también diseña carteles para el Fanter Film, el festival de cine fantástico y de terror de la ciudad. «El cartel del evento estaba en Capitol y a la gente le gustó mucho. Así, un día Antonio me propuso una exposición que estuviera relacionada con el cine y decidí presentar un conjunto mixto con las láminas y mis miniaturas de coches», dice, refiriéndose a Antonio Hernández, responsable del centro cultural.

Otra de las aficiones del arroyano son las caricaturas, aunque de momento, en la muestra que se ha organizado no exhibe este tipo de dibujos. «Aproveché un rueda de prensa en el Festival de San Sebastián para regalarle a Hugh Jackman mi caricatura de él. La aceptó, pero no sin decir que yo era su auténtica caricatura como Lobezno», narra Bocadulce.