El Obispado busca congregación para la Casa de Ejercicios de la Montaña

La ausencia de nuevas vocaciones y la avanzada edad de las religiosas seculares que ocupaban el edificio desde el año 1969 han propiciado el relevo. La Casa no se cierra; las Misioneras del Santísimo Sacramento la habitan de forma provisional.

MARÍA JOSÉ TORREJÓN CÁCERES

El Obispado de Coria-Cáceres busca congregación para ocupar la Casa de Ejercicios Espirituales. Después de 37 años ininterrumpidos al cuidado del singular edificio de La Montaña, las hermanas del Instituto Secular Obreras de la Cruz dejan el inmueble y solicitan el relevo a la Diócesis.

La decisión viene motivada por la avanzada edad de las seglares (la edad media se sitúa entre los 65 y los 70 años) y la falta de nuevas savia en el seno del Instituto al que pertenecen, de origen valenciano. Así lo ha confirmado Ricardo Mena, vicario de Asuntos Económicos del Obispado. «Las tres religiosas que cuidaban la Casa son muy mayores y no hay nuevas vocaciones; por eso han solicitado dejar la Casa. Ahora estamos en una situación provisional, buscando una congregación para cubrir esta baja», describe Mena, quien aclara que las nuevas inquilinas de la Casa de Ejercicios «pueden proceder de cualquier punto de España o de cualquier otro rincón del mundo», apostilla el vicario.

Lo que sí está claro es que la Casa de Ejercicios Espirituales no se cierra. Esta afirmación procedente del Obispado viene a acallar los rumores surgidos en las últimas semanas sobre el futuro del edificio. Mientras la Diócesis resuelve este trámite, las encargadas de habitar la Casa de Ejercicios son las Misioneras del Santísimo Sacramento. Pero sólo de forma temporal.

Mientras tanto, las hermanas del Instituto Secular Obreras de la Cruz se adaptan a su nuevo destino. Han fijado su residencia en el Nuevo Cáceres, donde realizarán su labor vinculadas a la iglesia del Nuevo Cáceres, la Sagrada Familia, que da cobertura a 8.000 fieles. Esta iglesia, ubicada en una de las zonas más recientes de la ciudad, fue bendecida en octubre del 2004.

El legado de Llopis

Hablar de la Casa de Ejercicios en Cáceres es hacerlo del Instituto Secular, ya que la historia de las religiosas ha evolucionado de forma paralela a la del inmueble. Las hermanas seglares llegaron a La Montaña en el año 1969, sólo seis años después de la finalización de las obras del edificio. Desde entonces, ninguna otra congregación se ha hecho cargo de la Casa.

El desembarco en Cáceres del Instituto Secular de Obreras de la Cruz está íntimamente vinculado al obispo Llopis Ivorra, de procedencia valenciana, como el Instituto. Antes de hacerse cargo de la Casa de Ejercicios, las religiosas ejercieron su labor en Coria, Aldea del Cano y en el Seminario Diocesano. Hasta el 19 de agosto de 1969, fecha en que hallaron su destino casi definitivo. 37 años más tarde han vuelto a hacer las maletas y han pasado el testigo a una nueva generación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos