«El Festival de Mérida tiene que recuperar su identidad, y confío en Paco Carrillo»

C. J. V.MÉRIDA FOTO: BRÍGIDO

Hacía dos años que no acudía al Festival de Mérida y el lunes acudió a ver Calipso. Manuel Canseco (Villanueva la Serena, 1941), responsable de la compañía que lleva su nombre y ex director del Festival de 1990 a 1002, valora la nueva etapa que encabeza Francisco Carrillo, aunque pide tiempo.

-¿Qué sensaciones le ha dejado Calipso?

-Bien. Sabiendo que esta versión de El joven Telémaco es un juguete cómico y para abrir el Festival, está bien. Se hizo para divertir al personal. Lo malo es que alguno que vaya al Teatro no sepa qué va a ver y se confunda.

-¿Le parece bien este tipo de obras para el Festival de Mérida?

-¿Por qué no!. Sabiendo para lo que son y siendo para abrir....

-Lo digo porque usted parece defender una visión grecolatina de esos textos grecolatinos?

-Si, pero yo no me considero ningún purista. Toda manifestación artística tiene un valor. Lo que hay que ver es para qué se hace y cómo se hace.

-El Festival vive este año una etapa de transición con la dirección de Francisco Carrillo. ¿Qué espera?

-Lo has dicho bien. Este año es de transición, así que tampoco se puede pedir mucho. Paco Carrillo ha tenido muy poco tiempo para preparar el Festival. No es tarea fácil armar una programación en tres meses. En cualquier caso hay que darle confianza, mucha confianza.

-¿Por dónde cree que debe caminar?

-El Festival de Teatro Clásico de Mérida tiene que recuperar su identidad nacional y, si se puede, internacional, con su temática grecolatina y sus diversas manifestaciones para llevarla a cabo. Confío en Paco Carrillo, que es un hombre de teatro, para poder concretar estos objetivos.

-En lo profesional, ¿qué tiene ahora mismo entre manos?

-Estoy con mi compañía en Madrid, representando Cuatro corazones con freno y marcha atrás, de Poncela, hasta el 27 de agosto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos