El Ayuntamiento de Mérida aplaza el concierto de Sabina

Apenas se habían vendido noventa entradas para una actuación que, según la delegación de Festejos, se puede celebrar el 30 o 31 de agosto o el 12 de septiembre

C. J. VINAGREMÉRIDA

Nuevo batacazo con el concierto de Joaquín Sabina en Mérida. De momento, el concierto del imposible. El Ayuntamiento de Mérida anunció ayer que se aplaza la actuación debida a la ridícula respuesta del público en la venta de entradas -poco más de noventa- y la previsible catástrofe económica que supondría para las arcas municipales, toda vez que el Consistorio se ha hecho cargo del concierto. El Gobierno local maneja ahora las fechas del 30 o 31 de agosto o el 12 de septiembre como posibles fechas de su celebración.

El anuncio del aplazamiento del concierto se hizo oficial ayer tras la reunión de la comisión informativa de Festejos, un día después de que «el representante de Joaquín Sabina, el señor Berry, nos propusiera, viendo los problemas que había de público, cambiar de fechas», comentó Begoña Saussol, delegada de Festejos.

«Escuchando a todos, incluyendo al PSOE, hemos decidido que lo mejor es que el 22 de junio no haya actuación», concretó Saussol, quien argumentó que el caso Sabina/Tarazona ha dañado «mucho» la organización del nuevo concierto. «En estos momentos se están llevando a cabo acciones judiciales contra Agustín Tarazona ante la falta del cobro de los talones, ya que sigue sin fondos para hacer frente a la devolución de las cinco mil quinientas entradas que, se supone, vendió; también se están emprendiendo acciones de forma conjunta con todos los afectados y estos trámites llevan su tiempo, pero supongo que la gente está cabreada con esto y no ha comprado las entradas».

Begoña Saussol incide en que, a pesar de los continuos contratiempos, habrá concierto de Sabina. «Vamos a estudiar con su representante las mejores fechas en agosto y septiembre», aclaró.

Fotos

Vídeos