El concierto de Sabina

MANUELA GONZÁLEZ CAÑAMEROMIAJADAS

Muchos habrán oido hablar ya de la suspensión del concierto que el Ayuntamiento de Mérida tenía organizado para el 17 de mayo y de que esta decisión fué tomada por la productora que la concejalía de festejos había contratado. La cancelación, además de llevar consigo la desilusión, no debería tener mayores consecuencias cuando hay una justificación y a cambio de tus entradas se te devuelve el dinero. En este caso todo es muy oscuro. Los afectados tuvimos que acudir al Ayuntamiento de Mérida para la devolución de nuestras entradas. No se nos entregó dinero sino un talón para cobrarlo a partir del 1 de junio en cualquier sucursal de La Caixa. La sorpresa va en aumento cuando en las oficinas de esta entidad se nos comunica que el productor no tiene fondos. Cuando aún no me había repuesto de mi indignación, la concejala de festejos de Mérida anuncia que el concierto se llevará a cabo el 22 de junio, esta vez con el productor del cantante y que las entradas están a la venta. Eso sí, nos desea que disfrutemos con la música de Sabina y que olvidemos el incidente de las entradas porque ellos ya han denunciado a la productora. Genial, unas declaraciones magníficas y reconfortantes. ¿Acaso creen que voy a pagar doble por ver a cualquier cantante en directo? Hasta ahora tengo dos talones sin fondos que deberían servir para que mi hijo y yo entráramos en ese concierto. Unas cuestiones más: ¿Donde está el dinero de 5.500 entradas, a 25 euros cada una? ¿Creen que sólo el productor es responsable? Con las ilusiones y el dinero de 5.500 personas no se juega.