«Con el paso de los años, ya no necesito ver mi nombre escrito con letras de neón»

El mítico 'Revolver', o lo que es lo mismo, Carlos Goñi, visitará este sábado el Café Concierto Scena de Badajoz para presentar, en un concierto acústico, su 'Básico 3'

ARACELY R. ROBUSTILLOBADAJOZ

'Revolver'es Carlos Goñi, un 'tipo duro' en apariencia, con una guitarra, que abrió camino a los, hoy imprescindibles, 'conciertos desenchufados' en nuestro país. Goñi lleva 24 años en el mundo de la música y 17 con la misma discográfica, 'Warner Music'. Se ha convertido en un imprescindible del panorama musical y, sin embargo, sigue siendo un hombre tímido y cercano que se levanta a las 6:30 de la mañana para llevar a sus hijos al colegio.

Este sábado, 'Revolver' tocará en Badajoz en el Café Concierto Scena, situado en el Edificio Swing de la Urbanización Guadiana. A las 22:30 horas, Carlos Goñi, acompañado sólo de su guitarra y de un violinista, repasará en acústico sus mejores temas.

-¿Por qué en acústico?

-A mí me gustan más este tipo de conciertos. Son mucho más divertidos y distintos. 'Revólver' empezó a tomar entidad propia a través de estos conciertos 'desenchufados', y es algo que hemos ido cuidando mucho. Cada año, tratando de no abusar demasiado de ellos, hacemos sólo unos cuantos. Siempre me quedo con ganas de hacer más. De hecho, creo que en el futuro voy a acabar haciendo más conciertos de este tipo que de los convencionales, porque me lo paso mejor y creo que el público también disfruta más.

-Se ha aventurado a lanzar un tercer disco básico, ¿qué le ha impulsado a hacerlo?

-Los 'básicos' me ayudan a cargar las pilas, porque son discos en los que me lo paso muy bien, reviso las canciones de una forma distinta. Los hago cuando me lo pide el cuerpo, porque me divierten.

-¿Qué es lo mejor y lo peor de este último, 'Básico 3'?

-Probablemente no es un disco que vaya a sorprender tanto como los otros dos, porque no tiene ningún elemento especial en cuanto a diferentes conceptos de sonido. Quería, sobre todo, que fuera un disco muy sencillo, que no tuviera solos de guitarra y eso ha sido un atrevimiento por mi parte, que puede gustar o no. Acabé harto de hacer solos en la gira anterior y quería hacer este disco bajo un nuevo prisma. Lo peor no lo habéis oído. La cosas que no me gustan de mis discos no llegan hasta el público, porque no me permito que lo que haya en el disco no me guste.

-¿Cuándo consiguió tomar las riendas de su carrera?

-Cuando llegué a 'Revolver'. En mi carrera en solitario he intentado conseguir que, desde que escribo una canción, hasta que llega al público, lo que yo quiero transmitir permanezca intacto y eso lo he conseguido en solitario. En ese sentido, no me he engañado nunca y nunca he hecho cosas pensando 'en la galería'. De cada uno de los errores que he cometido, pido disculpas, pero el único responsable he sido yo.

-Pero el éxito le cambia la vida a cualquier persona...

-A veces tengo la sensación de que mucha gente lo único que quiere es conseguir aquello que el éxito te puede aportar, es decir, popularidad, pasta... y eso es algo que cuando uno se decide a ser músico no se plantea. El éxito, si llega, mejor, pero no debe ser la razón para que alguien se decida a hacer música. Vivo en una buena casa, tengo un buen coche y mis hijos van a un buen colegio, pero si no hubiera tenido ningún tipo de éxito y no tuviera ninguna de esas cosas, seguiría teniendo un par de guitarras y sería músico, porque uno es lo que es, y no lo que hace para vivir. Veo demasiadas urgencias y demasiadas prisas por conseguir las cosas en este mundillo.

-¿Por qué se esconde Carlos Goñi detrás de un nombre de lo que parece un grupo: 'Revólver'?

-Al principio, básicamente, por timidez y vergüenza. Ahora, con el paso de los años, ya no me hace falta ver mi nombre con luces de neón. 'Revólver' no deja de ser un vehículo que utilizo para poder expresar quien soy y lo que siento. Sí es cierto que podría haber pensado en quitarme el 'nombrecito' de encima pero es que, tampoco es algo que me moleste o me pese.

-¿Dónde se ve usted en unos años?

-Seguiré haciendo música, pero encima de un escenario no voy a estar ' ni de coña'. Yo no tengo director musical, todo lo hago yo y cada disco, me supone un derroche de energía. Trabajo mucho, puede que demasiado y no quiero mantener ese ritmo para siempre. No me importaría vivir componiendo para otros, pero no quiero seguir haciendo tantos kilómetros o tantos conciertos. No quiero vivir con la presión de andar con la maleta hecha hasta que me muera.

Fotos

Vídeos