El Consistorio planteará a la productora de Joaquín Sabina retrasar una hora el concierto

C. J. VINAGREMÉRIDA

El Ayuntamiento de Mérida ha sugerido que el concierto de Joaquín Sabina, fijado para las 22.00 horas del miércoles día 17, se retrase una hora para que la final de la Liga de Campeones que enfrentará al F. C. Barcelona contra el Arsenal no le robe espectadores.

La delegada de Festejos, Begoña Saussol, comentó ayer esta opción, aunque dejó en manos de la productora del concierto la última decisión. Lo que no ve con buenos ojos es que se pueda cambiar la fecha del concierto.

La final de la antigua Copa de Europa comenzará a las 20.45 horas y, si no hay prórroga, debería terminar cerca de las 22.30, en teoría cuando el concierto del cantautor andaluz afincado en Madrid ya se encontraría empezado. «Yo creo que puede ser una buena solución que el concierto empiece un poco más tarde. Se han vendido unas 5.000 entradas, pero desde que se supo que el Barça jugaba la final se ha ralentizado la venta», comentó Saussol.

Pantallas gigantes

La delegada insistió en que es posible compatibilizar los gustos de los amantes del fútbol y de la música en ese día. Por ello, propondrá a la productora del concierto que la apertura del recinto del albergue juvenil se adelante a las 20.00 horas y que allí se instalen algunas pantallas gigantes para que los aficionados al fútbol que deseen presenciar el encuentro puedan hacerlo sin necesidad de trasladarse después para seguir el concierto. De este modo, subrayó, sólo se retrasaría el comienzo del concierto hasta las 22.30 o las 23.00 horas.

Saussol avanzó, de otro lado, que el Ayuntamiento ya tiene habilitada la zona de aparcamientos con 2.200 metros cúbicos de nueva arena.

Fotos

Vídeos