«Las jaulas de madera las veía en películas antiguas y empecé a hacerlas»

LUCÍA CAMPÓN GIBELLOTRUJILLO FOTO: L. C. G.

El vecino trujillano Natalio Terrones pasa varias horas en su cochera elaborando jaulas de madera y coches de los 'Picapiedras'. Es uno de sus hobbies al que dedica sus ratos libres.

-¿Cuándo comenzó a elaborar jaulas de madera?

-Mi oficio siempre ha sido mecánico de automóviles pero hace unos años tuve problemas de salud y dejé de trabajar. Esto lo hago para entretenerme, es un hobbie que tengo. Elaboro lo que se me viene a la imaginación y ahora mismo estoy haciendo un reloj de pared con un tronco de encina.

-¿Y por qué las jaulas?

-Porque en las películas antiguas yo veía muchas jaulas de madera y me dije ¿por qué no las voy a hacer yo? Y empecé con eso.

-¿Cuánto tarda en fabricar una?

-Si me pongo tardo un día, unas ocho horas o algo más. Además las vendo bien, a un señor de Barcelona que las vende en su pajarería de La Rambla. Un día vino de vacaciones y se llevó algunas y ahora me hace encargos.

-Y lo de hacer los coches de los populares Picapiedras, ¿cómo fue?.

-Estos coches me gustan más a mi que a los niños. Cuando era un niño me gustaban mucho estos dibujos y los hago más como capricho. También hago enmarcaciones para cuadros.

-¿Cómo aprendió a trabajar con la madera?.

-Mi hermano es un gran tallador y cuando yo estaba soltero aprendí de ver como trabajaba. Siempre me ha gustado más la madera que la mecánica, y más ahora que es mucho más complicado todo lo mecánico porque hay que tener más estudios.

-¿Qué otras aficiones tiene?.

-Hago reportajes de bodas y comuniones para un restaurante de La Cumbre. También me gusta mucho la caza menor. En casa quieto y sin hacer nada no puedo estar.