El arciprestazgo está satisfecho de la forma en la que se han engalanado las calles

El obispo de la Diócesis presidió la última misa de las fiestas patronales en honor de la Virgen del Salobrar

. D. SAMINOJARAÍZ DE LA VERA

La mayoría de las calles del centro urbano de Jaraíz, así como las adyacentes, han permanecido en los últimos nueve días engalanadas, ofreciendo una imagen multicolor y florida, que ha sorprendido a propios y extraños. Arcos florales, banderolas, guirnaldas, macetas colgadas en las paredes, romero y yedra envolviendo farolas y señales de tráfico, sábanas cubriendo paredes, colchas y mantones pendiendo de los balcones (incluido el del palacio consistorial), suelos alfombrados de romero y tomillo y otros motivos alusivos a la Virgen del Salobrar han formado parte de este conjunto decorativo.

El motivo de esta transfiguración urbana ha sido consecuencia de que las calles adornadas han formado parte del itinerario de las siete procesiones que han tenido lugar entre el 16 y el 24 de abril, ambas fechas inclusive, con motivo de la celebración de las tradicionales fiestas en honor de la patrona de Jaraíz, la Virgen del Salobrar.

La costumbre de engalanar las calles en los últimos años había decaído un poco, pues el recorrido ha permanecido casi invariable durante décadas. Ello, bien por cansancio o rutina, estaba desmotivando a los vecinos a preparar sus calles para la ocasión, mientras que por otras zonas de la localidad, pese a los deseos de sus moradores, el paso de las procesiones han tenido lugar de tarde en tarde o nunca.

En unos casos por hacerse cumplir la tradición y en otras por tratarse de calles de reciente creación, como las de la urbanización la Fuente, situada en la populosa barriada de Santa María, que este año han sido incluidas en el itinerario que ha recorrido la imagen de la Patrona, al igual que otras más antiguas.

Potenciación

El arciprestazgo de Jaraíz no sólo ha valorado positivamente la modificación de las rutas de la procesiones marianas, sino que considera que ha resultado una experiencia muy satisfactoria, pues ha servido para potenciar la costumbre de engalanar las calles durantes las fiestas patronales, que finalizaron el lunes por la tarde con el traslado de la imagen de la Virgen del Salobrar, en procesión, a su santuario, cuya misa mayor, oficiada por la mañana, estuvo presidida por el obispo de la Diócesis, Amadeo Rodríguez.

Calles engalanadas hasta ayer martes, en que volvieron a recobrar su aspecto normal, a cuyos vecinos el arcipreste de Jaraíz, Joaquín Jiménez García, ha dado las gracias públicamente por el esfuerzo y el entusiasmo que han derrochado a la hora de embellecerlas, tanto en el caso de las de siempre como en el de las nuevas, que han contagiado a las primeras esta ferviente costumbre de engalanar estos recorridos procesionales.