La oposición cree «abusivo» el precio que se paga por la parcela del ecoparque

El Grupo Popular se quedó ayer sólo en la aprobación de la compra de una parcela de 60 hectáreas para cederla a la Dirección General de Medio Ambiente y que ésta construya una planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos, conocido como ecoparque, de carácter comarcal. Tras reconocer que Cáceres necesita un ecoparque, PSOE, IU y el concejal Felipe Vela se abstuvieron para expresar su disconformidad por el precio que el Ayuntamiento va a pagar por esa finca a su propietario, Pablo Martín-Alonso Falcó.

En realidad, como es habitual en la gestión municipal, la adquisición se producirá mediante permuta (terrenos de propiedad municipal en La Sierrilla), por un valor de 737.238 euros.

Según los informes periciales expuestos ayer por el Grupo Socialista, la valoración de ese terreno de secano no debería superar los 7.598 euros por hectárea, lo que arrojaría un valor total de 455.928 euros. Para el PSOE, por tanto, el Ayuntamiento va a pagar un sobreprecio de más de 281.000 euros.

El concejal Vela también consideró «abusivo» el precio, aunque recordó que «uno paga caro cuando ya no tiene más remedio», debido a la finalización del plazo para poder hacer el ecoparque con subvención europea.

Desde el equipo de gobierno, en cambio, se subrayó la «capacidad» de los técnicos municipales para hacer una correcta valoración económica, y se indicó que desde el Ayuntamiento se han ofrecido a la Junta «11 ó 12» ubicaciones distintas hasta dar con el lugar idóneo para el ecoparque.