Chirac torpedea desde Bruselas la reunión entre Villepin y los sindicatos

El presidente descarta retirar el contrato juvenil poco antes del inicio de la primera toma de contacto

FERNANDO ITURRIBARRÍACORRESPONSAL EN PARÍS

Dominique de Villepin se negó ayer a retirar el CPE, el nuevo contrato juvenil que facilita el despido de los trabajadores principiantes, en su esperada reunión con los cinco grandes sindicatos de Francia, que fue torpedeada por una previa demostración de intransigencia por parte de Jacques Chirac.

Con el margen de maniobra limitado por la rigidez presidencial, el primer ministro galo dejó la puerta abierta a reanudar el diálogo con las organizaciones sindicales después de la jornada de huelga interprofesional convocada para el próximo martes.

«No soy partidario de los ultimátums en una democracia», proclamó Chirac desde la cumbre europea de Bruselas poco antes de la primera cita de su jefe de Gobierno con los sindicatos desde el inicio de la crisis hace un par de meses.

«Cuando una ley ha sido votada por el Parlamento, conforme al espíritu y la regla de nuestras instituciones, debe ser aplicada, lo que naturalmente no impide al Gobierno discutir las modalidades», añadió el presidente, que todavía no ha promulgado la reforma laboral a la espera del dictamen del Consejo Constitucional al recurso presentado por la oposición de izquierdas. La declaración fue mal acogida por los líderes sindicales que la tildaron de «muy torpe».

«El presidente de la República anuncia que el Contrato Primer Empleo (CPE) tiene que aplicarse una hora antes de que nos reunamos con el Gobierno supuestamente sin condiciones previas», se quejó François Chérèque, secretario general de la CFDT, la central más receptiva a las reformas.

Con los estudiantes

La única concesión arrancada a Villepin fue que acepte recibir hoy a las organizaciones estudiantiles en lugar del próximo lunes, como tenía previsto hacerlo en el calendario inicial. «Unos y otros hemos tratado de convencerle de la amplitud de la crisis en la que nuestro país está inmerso para enfatizarle que la única respuesta posible es la retirada del CPE», declaró Bernard Thibault, líder de la comunista CGT.

Por su parte, Villepin expresó el deseo de continuar las discusiones con los sindicatos «antes de volvernos a reunir la semana próxima». Está descartado que la cita se produzca antes de la jornada de manifestaciones, huelgas y paros laborales del martes en los sectores público y privado que los sindicatos, obviamente, no han desconvocado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos