Los vecinos podrán reservar plaza en el aparcamiento a través de la asociación

E. F. V.BADAJOZ

En la asamblea anunciada por la Asociación de Vecinos de Santa Marina, que se celebrará en el salón de actos de la calle Francisco Crespo a las 19.30 horas en primera convocatoria y las 20.30 en segunda convocatoria, también se abordará el nuevo aparcamiento subterráneo de la Plaza de Conquistadores.

La gestión de este nuevo parking con capacidad para 950 vehículos será concedida a una empresa privada por un período concreto, tal y como sucede con los aparcamientos de la Memoria de Menacho y la Plaza de los Alféreces Provisionales, y permitirá a los vecinos hacer uso de las 252 plazas reservadas a personas residentes.

Francisco Crespo adelanta que a partir del viernes la asociación pondrá a disposición de los vecinos unos formularios para que puedan formalizar su interés por las plazas de aparcamiento, documentos que serán entregados en su momento a la empresa que se haga cargo de la explotación.

Plazas de pago

El colectivo vecinal es consciente de que la nueva construcción va a privar a la barriada de las 500 o 600 plazas de aparcamiento que ahora gestiona Adeba, pero cree que el cambio será positivo. «Si quitan de las calles los coches de 252 residentes habrá más espacio en superficie, y al mismo tiempo se van a crear 300 plazas que ahora no existen».

El inconveniente que presenta esta medida está en el coste del servicio, puesto que el tique de Adeba cuesta 80 céntimos mientras que el nuevo aparcamiento subterráneo cobrará por horas, tal y como sucede en el resto de garajes subterráneos de la ciudad. «Aún asumiendo que eso puede ser un inconveniente, no creo que los chinatos que ahora hay se puedan quedar eternamente en el centro de la ciudad. Ese espacio hay que dignificarlo y la mejor forma de hacerlo es construyendo esa plaza».

Opinión vecinal

En cualquier caso, la asociación tiene claro que la última palabra la tienen los vecinos, que podrán expresar sus opiniones durante la asamblea que se celebrará el viernes. «Nuestro deseo es que manifiesten su opinión tanto los socios como los vecinos que no están asociados, porque son ellos quienes deben manifestarse».