Condenados cuatro jóvenes por estafar a una empresa en Villanueva del Fresno

Crearon empresas ficticias con las que se adjudicaban obras municipales que subcontrataban

M.M.BADAJOZ

Entre seis y 21 meses de cárcel es la condena que le ha impuesto la Audiencia de Badajoz a cuatro jóvenes que estafaron a una empresa constructora. La pena más alta, 21 meses de cárcel, le corresponde a José Luis R.D., administrador único de la empresa Urbs Sacrae S.A. y organizador de la trama. Otros dos acusados, Ivanna Beatriz P.M. e Ignacio C.P., son condenados a un año; y Miguel Ángel M.G. a seis meses como cómplice. Según se relata en la sentencia, a través de la empresa Urbs Sacrae (Usagre en latín, lugar de origen del principal inculpado), en septiembre de 2002 consiguieron la adjudicación de una obra de saneamiento en Villanueva del Fresno.

Utilizaron para ello documentación falsa que indicaba que contaban con avales y material técnico para realizar la obra. Tras lograr la adjudicación del Ayuntamiento, Urbs Sacrae subcontrató los trabajos con otra empresa, Apolo e hijos, que es la que comenzó a trabajar en la obra y que era ajena a todo el montaje. Cuando esta empresa empieza a girar la certificación de las obras, Urbs Sacrae pide los fondos al Ayuntamiento, que firma unos pagarés a favor de Multizona, otra empresa ficticia controlada por los inculpados.

Perjuicios de 155.621E

Finalmente esos abonos no se produjeron porque el Ayuntamiento se apercibió de la estafa, pero el objetivo era desaparecer en el momento en que cobrasen las primeras facturas de las obras realizadas. No obstante, los perjuicios causados a Construcciones Apolo e Hijos ascendieron a 155.621,29 euros. La condena les impone que indemnicen a la empresa en esa cantidad. La Audiencia estima que los tres primeros acusados, José Luis, Ivanna Beatriz e Ignacio, son responsables de un delito de estafa, en concurso con otro de uso de documento falso.

A Miguel Ángel lo considera cómplice de esos delitos, por lo que la pena es menor. También su responsabilidad económica, que se fija en 44.000 euros. La condena incluye una multa de 3.240 euros para José Luis, Ivanna e Ignacio y de 350 euros a Miguel Ángel.