«Nuestros futbolistas se comportan mejor fuera»

JUSTO J. PÉREZPLASENCIA

Es uno de los árbitros más famosos de esta Liga. La expulsión de Ronaldinho en el Barcelona-Zaragoza de Copa fue la culpable. El sábado volverán a verse en Málaga. Mientras. tranquilo y dialogante, Rodríguez Santiago se considera medio extremeño. En este colegio pasó ocho temporadas que supusieron su relanzamiento desde Tercera a Segunda A. Los viajes a su otra casa en Mérida -de donde es su mujer- se suceden cada quincena. Eso sí, asegura no que no le importaría trabajar todos los fines de semana. Una muestra de su afición al arbitraje. Junto al resto del deporte; en Valladolid es abonado tanto del baloncesto como del balonmano.

-¿Cómo se inició en esto?

-Cuando dejé el fútbol juvenil. De recorrer la banda izquierda pasé al uso del silbato. A la edad de 15 años.

-¿Pensaba entonces en el cambio de héroe a villano?

-El árbitro es un elemento necesario en el fútbol, pero no protagonista. Intentar aplicar el reglamento es acercarse a la normalidad. En este caso, debería pasar desapercibido pero, desgraciadamente, no es así. La prensa y los clubs nos atribuyen un papel que nos corresponde. Al final, quien gana o quien baja lo hace por merecimiento propio.

-¿La realidad es idéntica en todas las ligas?

-No, en la Premier apenas se conoce el nombre del colegiado. Los países latinos sí tienen esa costumbre. Claro que en Italia nos doblan el sueldo. Una de nuestras demandas es alcanzar el mismo nivel laboral que en las mejores ligas europeas.

Respeto y decisiones

-¿El nivel es equiparable?

-En España se critica mucho y somos muy valorados en el extranjero. La pasada temporada dirigí la final de la Copa de Arabia y, junto a González Vázquez, varios partidos de la Liga en Qatar. Es curioso, porque nuestros jugadores también se muestran más respetuosos fuera. En otras ligas el régimen de sanciones es menos contemplativo y, ahora que se ha endurecido las multas de tráfico debería pasar lo mismo con los castigos deportivos.

-Lo más molesto para usted.

-Las dudas sobre la honradez de los colegiados, tantos los de Primera como el resto. Nuestras decisiones se basan en décimas de segundo. Sin pensar en consecuencias o en efectos secundarios.

-Y lo gratificante de esta profesión...

-El viajar. Por mis propios medios nunca habría llegado tan lejos. Mi primer partido internacional fue en Polonia, después la Champions y la Uefa me han llevado a toda Europa; la FIFA hasta Australia en el partido para acceder al Mundial ante Uruguay.

Fotos

Vídeos