Tres autos judiciales de Garzón exculpan a Soziedad Alkohólica de apoyo a ETA

REDACCIÓNCÁCERES

Tres autos judiciales del juez Baltasar Garzón han exculpado al grupo vasco Soziedad Alkohólica de apología de la violencia y apoyo a ETA.

Los autos fueron dados a conocer ayer por el propio grupo musical ante la polémica suscitada por los conciertos que van a ofrecer en Miajadas y Plasencia.

Como se ha venido informando, la Asociación Víctimas del Terrorismo y el Partido Popular de Extremadura han pedido que se impida la actuación de Soziedad Alkohólica al entender que las letras de algunas de sus canciones «faltan al respeto a las víctimas y sus familiares».

La propia banda reconocía ayer, en una carta remitida a este diario, que «desde el año 2002» están teniendo problemas similares, lo que ellos entienden como «una campaña para impedirnos actuar libremente, acusándonos de hacer apología del terrorismo y de apoyar a ETA».

Según Soziedad Alkohólica, «estas falsas acusaciones se basan en la interpretación que algunas personas hacen de una de nuestras canciones, obviando todas nuestras declaraciones públicas en contra de la violencia de ETA».

Por el contrario, recuerdan su trayectoria profesional «de más de 18 años», y el número de discos vendidos, «más de 350.000».

Letras duras

Reconocen, no obstante, que las letras de sus canciones «son duras y sin concesiones hacia algunos aspectos de la sociedad».

En los autos dictados por el juez Garzón también se señala, en este sentido, que «las letras de las canciones son ásperas, crueles e incluso ácidas y destructivas frente a instituciones como la policía, la política y la sociedad (...) Se puede estar en contra, pero no puede esa discrepancia ideológica llegar a criminalizar lo que es ejercicio del derecho de libertades de expresión y opinión, que constitucionalmente están reconocidas». El auto extractado es de fecha siete de septiembre del 2004. Garzón también estima que en sus canciones «no se constata un específico ánimo de menosprecio contra las víctimas del terrorismo».

En cualquier caso, Soziedad Alkohólica explica en su escrito que aunque las canciones más polémicas, que les han llevado hasta la Audiencia Nacional, han sido exculpadas de hacer apología del terrorismo, «hace bastante años que dejanos de tocarlas en nuestras actuaciones».

El grupo termina afirmando que «todo el mundo tiene derecho a divulgar y criticar nuestras letras; lo que nos parece inaceptable es que se nos atribuya una ideología que no es la nuestra».

De brazos cruzados

Soziedad Alkohólica ya ha actuado en años anteriores en varias localidades de la provincia cacereña, sin que surgiera la actual polémica.

Por su parte, el Partido Popular de Cáceres volvió a manifestar ayer su rechazo a los dos conciertos previstos, y pidió a la Delegación del Gobierno «que no permanezca de brazos cruzados». Para el PP, la afirmación de que no se interpretarán las canciones con las letras más violentas «no es motivo suficiente para que se permita la actuación».

Fotos

Vídeos