El Badajoz y Rubén Pérez, dos trayectorias opuestas

El ex portero blanquinegro acaricia desde la titularidad la Primera, mientras que el equipo pacense intenta salir a flote

JAVI PÉREZBADAJOZ

El Badajoz y Rubén llevan caminos opuestos desde que separaran sus destinos hace poco más de mes y medio. Mientras el equipo pacense se debate en la inquietante decimocuarta posición, el ex portero blanquinegro disfruta desde la titularidad con el Nástic del sueño de todo un pueblo.

Rubén es de esos futbolistas que parece tocado por una varita mágica. El destino se ha aliado con el guardameta zaragozano y mira a la 'Liga de las Estrellas' bajo el marco de la portería del Nástic. «Hay que disfrutar mientras sigamos arriba», señala con prudencia porque la plantilla no quiere hablar de ascenso, aunque en Tarragona se haya desatado la locura.

Rubén ha llegado a Tarragona en el momento justo. Su actual equipo pasa por el mejor momento de su historia y el portero maño es uno de sus protagonistas, ya que una lesión de Álvaro en el dedo meñique de su mano derecha le permitió cumplir su sueño. Rubén debutó hace tres jornadas en un apasionante Nástic-Lorca y esa matinal de domingo sus antiguos compañeros del Badajoz hicieron un alto en su camino a Córdoba para ver su puesta de largo en Segunda División por la tele. Después llegó el empate ante el Levante y el 2-0 al Ejido que catapultó al Nástic a la segunda plaza.

El Nástic de Tarragona es el equipo más en forma de las última jornadas, lleva nueve sin perder y ha sacado 23 puntos de 27 posibles, los últimos siete con Rubén.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos