Cuatro personas mueren en el choque frontal de dos turismos en Castellón

El conductor de uno de los vehículos tomó la ronda de la ciudad en dirección contraria y embistió al otro, en el que fallecieron tres ocupantes

P. RADUÁCOLPISA. VALENCIA

La negligencia del conductor de un turismo que tomó la vía contraria en una carretera de circunvalación de Castellón fue la causa del accidente de tráfico que ayer costó la vida a cuatro personas y causó heridas a otras cinco, tres de ellas muy graves. Los fallecidos tenía entre 23 y 34 años y, según la Policía Local, eran de nacionalidad rumana.

El siniestro tuvo lugar a las cuatro de la madrugada de ayer, en una carretera del cinturón de Castellón. El conductor de un Renault 21, de 24 años, que viajaba con otros tres acompañantes, ocupó el carril contrario en una vía de doble sentido separada por una mediana y chocó frontalmente con un Volvo en el que viajaban cinco personas. El impacto fue tal que ambos vehículos destrozados.

Como consecuencia del choque, tres de las cinco personas que viajaban en el Volvo perdieron la vida, el conductor de 29 años y dos acompañantes de 23 y 34 años, y las otra dos, de 24 y 18 años, resultaron heridas, la primera de ellas de gravedad.

El cuarto fallecido fue el conductor del Renault 21, mientras que otros dos ocupantes de 21 y 17 años resultaron heridos muy graves y un cuarto, de 25 años, sufrió heridas de carácter grave.

La policía investigaba ayer las causas del siniestro centrándose en conocer la razón que llevó al conductor del Renault 21 a tomar la vía en sentido contrario.

Balance

Un total de 15 personas fallecieron y otras 15 resultaron heridas en los 13 accidentes mortales registrados en las carreteras españolas, entre las 15.00 horas del pasado viernes y las 20.00 horas de ayer, informó Tráfico.

Uno de los accidentes de mayor gravedad fue el de un autobús en Coll de Nargó (Lérida), registrado el sábado, que provocó la muerte de un niño de tres años y una veintena de heridos.

El conductor del autocar fue puesto ayer en libertad con cargos y sin fianza tras declarar durante tres horas ante el juez de La Seu d'Urgell por un presunto delito de homicidio imprudente.

Por su parte, la Guardia Civil detuvo a un vecino de Sevilla de 54 años, J. B. G., por un supuesto delito de conducción temeraria al recorrer en sentido contrario la autopista Sevilla-Cádiz (AP-4) durante seis kilómetros y medio y bajo la influencia de bebidas alcohólicas, al dar positivo en el posterior control de alcoholemia.