«López-Montenegro fue un franquista coyuntural y episódico»

El escritor cacereño dedica su última biografía a la figura casi desconocida del antiguo alcalde y presidente de la Diputación, fallecido en el año 1972

CRISTINA NÚÑEZCÁCERES

Un franquista «episódico y coyuntural» con verdaderas, y sólidas, inclinaciones monárquicas. Un buen alcalde cuyos mayores logros los desarrolló como presidente de la Diputación Provincial . La figura de Gonzalo López Montenegro, un poco en la bruma, centra la investigación del último libro del prolífico Manuel Vaz-Romero.

Una biografía financiada por la familia del político y que presenta material inédito: fotografías y documentos ordenados con mimo y presentados en una edición limitada. La obra engrosa la abultada nómina de Vaz Romero, que sigue entregado, con una voluntad prodigiosa, a arañar la historia de la ciudad, con sus nombres y apellidos.

-¿Por qué eligió a este personaje de la ciudad?

-Yo me he propuesto hacer una serie de personajes célebres de Cáceres, y me ha parecido oportuno hablar de este señor. Gonzalo López-Montenegro era un gran cacereño que se debió a su ciudad desde sus cargos de alcalde y de presidente de la Diputación. Ese es un motivo. En segundo lugar, fue un monárquico fervoroso durante toda su vida. Fue gentilhombre de cámara de Alfonso XIII y afín a su hijo Don Juan de Borbón. En tercer lugar, y quiero que quede muy claro, fue un franquista episódico y coyuntural.

-¿Puede explicar por qué?

-El día anterior a la proclamación de Franco como Generalísimo un general le pidió el Palacio de los Golfines de Arriba a López Montenegro, y no hubo más remedio, no fue por iniciativa propia. Franco estuvo 37 días en Cáceres y unas horas. Pasada la guerra, Don Juan de Borbón recibió en Estoril a muchos hombres afines, y entre ellos López-Montenegro, que le visitó durante muchos años.

-¿Y esa afinidad, en pleno franquismo, no le causó problemas?

-Franco tenía espías y, por decirlo de alguna forma, le tenía controlado, pero no hay nada que indique que esta amistad le causara problemas, aunque estas visitas generaban un gran malestar en El Pardo. Durante un discurso en Guadalupe en el año 1965, en pleno franquismo, López-Montenegro alabó, delante de los príncipes de Asturias, la figura de Don Juan. En todo caso, y por encima de todo, fue un gran cacereño. En el año 1937, en plena guerra, hace un informe muy favorable en beneficio del alcalde Antonio Canales, procesado y finalmente fusilado. López Montenegro no pensó en ningún momento en que Canales fuera socialista, actuó, ante todo, con corazón, y pidió clemencia.

-La vida política de López-Montenegro transcurre, tal y como usted precisa, de los años 20 al 21 como alcalde y en tres etapas intermitentes como presidente de la Diputación, hasta el año 1938. ¿Cuáles fueron sus logros?

-Como alcalde promovió la construcción de carreteras y caminos vecinales y promovió Casas Baratas por sorteo. Como presidente de la Diputación él le dio mucha importancia a la sanidad y a la beneficencia. Dentro de este campo promovió nuevos servicios, un servicio de puericultura dentro del mismo hospital, ordenó la instalación de Rayos X, introdujo instrumental muy moderno dentro del hospital, el lavadero mecánico y la vaquería. Durante su mandato se organizó la famosa bota de leche, que era algo muy social, y la casa-cuna. Además de los caminos vecinales se establecieron viveros en toda la provincia, y gestionó el expediente de obras del puente del río Tajo.

Personaje real

-Con este trabajo contribuye a quitar las telarañas sobre este personaje.

-Sí, la gente lo tiene semiolvidado y lo único que se recuerda es el asunto del Palacio de los Golfines, un detalle que tiene su explicación histórica.

-¿Aporta datos sobre su persona?

-Sí, don Gonzalo era un gran amante de los toros, le gustaban las tertulias, era un buen viajero: en el año 1938 acudió a Roma a la boda de Don Juan. Era un buen coleccionista de arte, estudió en Villafranca de los Barros y después hizo Derecho en Salamanca y en Deusto.

-¿Cómo ha sido el proceso de documentación para crear este libro?

-Procede de su archivo personal, que ahí hay una gran riqueza de documentos y un epistolario muy grande, y también del archivo-biblioteca de la Diputación. Aquí, en este archivo, viene un relato muy grande de las cosas más importantes que hizo en la Diputación.

-¿El archivo personal dónde está?

-Está en su casa, en el Palacio de los Golfines.

-Así que tiene usted una buena relación con su familia. ¿Tuvo hijos Gonzalo López-Montenegro?

-No, se casó ya mayor. En su casa vive su sobrina-nieta. Yo a este señor le conocía y tenía una gran parte hecha por otros libros, así que no fue tan dura la tarea de documentación. Ese fue el punto de partida básico para la creación de la obra.

-¿Cuánto tiempo tardó en elaborar el libro?

-Alrededor de siete u ocho meses en total.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos