«Nos ha sorprendido mucho este año el tamaño de las naranjas del huerto»

A.S.O.PLASENCIA FOTO: ROZALÉN

Natural de Villasbuenas de Gata y residente en Plasencia, donde trabaja como funcionaria del complejo cultural Santa María, Charo Pascual Arias, ha recolectado este año en el huerto y jardín familiar que plantara su padre ¯fallecido hace dos años¯ y que ahora cuida con esmero y nostalgia su madre, unas naranjas de mesa fuera de lo normal y que llaman la atención por su gran tamaño. Ignora la razón por la que solo uno de los naranjos del vergel ha dado tan extraordinarios frutos. La prueba de ello es que ha habido quien no ha resistido la tentación y ha entrado de garulla en el huerto para no quedarse sin probarlas.

-Las naranjas, desde luego, sorprenden por su tamaño. ¿Cómo se han criado?

-El el huerto de la casa de mis padres, en Villasbuenas de Gata. Allí mi padre puso hace unos años, con mucha ilusión, unos naranjos que compró en un vivero de Plasencia de esos un poco repompolludos que ahora cuida mi madre con mucho cariño porque le recuerdan a él. Pero este año nos ha sorprendido uno de ellos por el tamaño de las naranjas que ha dado.

-Y ha sido así, sin nada especial...

-La verdad es que mi madre los ha regado y cuidado a todos por igual, así que no sé a qué se puede deber que uno haya dado naranjas de este tamaño. Será la tierra o que la raíz del árbol haya chupado de algún lado.

-¿Cuál ha sido la de mayor peso?

-Hemos pesado una que marcó algo más de un kilo; concretamente un kilo y setenta gramos.

-Habrán sido comentadas en el pueblo...

-Sí, mire si se habrán comentado que hasta nos han quitado algunas, porque con este tamaño se ven mucho desde fuera.

-Y el año que viene habrá más.

-Habrá que esperar a que se vayan viendo.