IU exige la puesta en marcha del Plan de Ordenación del Tráfico

Rechaza que se suprima la línea tres aunque sea deficitaria

REDACCIÓNPLASENCIA

El coordinador de IU, Luis Ranilla, exigió ayer al gobierno local la puesta en marcha «inmediata» del plan general de ordenación del tráfico rodado en la ciudad, a la vez que mostró su «rechazo frontal» a la supresión de la tercera línea del autobús urbano.

En rueda de prensa, afirmó que el arreglo del «caos circulatorio» que afecta a la ciudad es «absolutamente prioritario por cuanto la reordenación del tráfico rodado es una clarísima demanda ciudadana». El portavoz de IU acusó, asimismo, a los responsables del gobierno municipal de «lanzar globos sonda» a través de los medios de comunicación sobre los proyectos que quieren hacer «y luego, o se olvidan de ellos o, simplemente, no se ejecutan, como es el caso del plan de ordenación del tráfico que está redactado y no se lleva a la práctica porque no se quiere».

En este sentido, instó al concejal de Tráfico, Blas Raimundo, a que «se patee la ciudad y vaya viendo el tremendo descontrol que se ha apoderado de los pasos de peatones y la cantidad de puntos negros que existen», entre otras muchas deficiencias que, a su juicio, afectan directamente a la circulación viaria. De igual forma, informó Efe, Ranilla recordó al gobierno local que IU elaboró en el año 1993 un plan de tráfico «que todavía tiene vigencia» y en el que se establecía que la vía principal del municipio, como es la travesía de la N-630, fuera de sentido único de sur a norte, al igual que la calle de Sor Valentina Mirón, aunque en dirección norte-sur.

En opinión de IU, estos dos cambios podrán, por sí solos, «descongestionar en gran medida» el flujo diario de vehículos por el centro del municipio.

A las críticas sobre la «despreocupación del gobierno para solventar los problemas del tráfico», sumó las relativas al servicio urbano de transporte. Sobre este asunto, dejó claro que, ante una hipotética eliminación de la tercera línea del autobús, «se opone tajantemente a este supresión».

Modificaciones

Por otra parte, manifestó que el hecho de que la tercera línea sea deficitaria para la empresa adjudicataria «no es motivo en absoluto para que se elimine», y agregó que si es necesario hacer modificaciones «que se hagan, pero sin prescindir del citado recorrido». Ranilla denunció que son muchos los que se han quejado porque no pueden leer los paneles informativos de las paradas de autobús, ya que se están demasiado elevados; que el tiempo de espera es muy alto; y que la gran mayoría de las marquesinas que están repartidas por la ciudad «presentan un estado y un aspecto deplorable».