El PP dice que hará este año una oposición útil y añade que el Gobierno está enfermo y cansado

Fuerte respuesta del Ejecutivo, que considera la alusión de los populares a la salud del presidente «mezquina»

REDACCIÓNBADAJOZ

El Grupo Parlamentario Popular ejercerá una «oposición útil» en el próximo periodo de sesiones que se abre hoy. En él exigirá a Rodríguez Ibarra que cumpla sus promesas, recordará los «olvidos» del Gobierno nacional y presentará propuestas «en positivo» para convencer a los extremeños de que «la alternancia es necesaria».

El portavoz popular en la Asamblea de Extremadura, Javier Casado, compareció ayer en rueda de prensa para informar de la acción de oposición que desarrollarán en el próximo periodo de sesiones y en el que, afirmó, pondrán «todo su empeño» para que en el Parlamento se hable de lo que interesa a los extremeños frente al «autobombo» de la Junta y el PSOE.

Una acción, subrayó, que se centrará en tres ejes, el primero de los cuales será exigir al presidente de la Junta que cumpla sus promesas, como por ejemplo la de habilitar una habitación por enfermo en los hospitales, reducir el paro en un cincuenta por ciento, crear más residencias geriátricas para los tres mil ancianos que están en lista de espera, entregar viviendas a 60.000 euros en 2007 y la contratación de empleados domésticos.

La segunda línea de actuación del PP se basará el rechazo de las «agresiones» del Gobierno de Zapatero hacia Extremadura y en la denuncia de los «olvidos que está empezando a tener». Finalmente, el PP presentará propuestas «en positivo» en favor de las energías renovables, la educación pública basada en la libertad y la excelencia, y el sector agroganadero, y pedirá planes alternativos para el cultivo del tabaco, medidas de apoyo al sector del tomate y también contra la lengua azul.

Además, agregó Casado, el PP demandará una norma que regule las inversiones de la Junta en los municipios con criterios objetivos y en función de las necesidades, «y no en función del color político del alcalde de turno».

El Grupo Popular, concluyó Casado, presentará además una proposición no de ley en la que se insta al Gobierno regional a elaborar un proyecto de ley que regule el régimen de publicidad institucional. Todo ello bajo el denominador común -dijo- trasmitir a los extremeños que «tenemos un Gobierno enfermo, agotado y que está empeñado en maquillar 25 años de atraso».

Contestación

Esta última frase provocó la respuesta del vicepresidente de la Junta, Ignacio Sánchez Amor, quien pidió a Casado que deje «de manosear una falsa mala situación de salud del presidente» y le solicitó que se comporte en este asunto como lo hizo el PSOE cuando enfermaron los alcaldes de Cáceres y Don Benito.

La consejera portavoz fue más contundente manifestando su «más firme repulsa por la utilización de forma constante y mezquina que de la salud del presidente». Dolores Pallero, en declaraciones a HOY, quiso recordar al presidente del PP, «que tal y como le transmitió el propio presidente de la Junta, y él mismo pudo comprobar, Rodríguez Ibarra, para desesperación de algunos, goza de una perfecta salud». Por ello, pidió a Floriano «que cumpla con su palabra e impida tal y como se comprometió en la última reunión con el Presidente que sus portavoces continúen basando sus comparecencias públicas en la salud de Rodríguez Ibarra».

La consejera solicitó a Floriano que pida públicamente excusas al presidente y a su familia «por el daño que las insinuaciones de sus portavoces hayan podido causar en los mismos». En su opinión, Rodríguez Ibarra goza de una estupenda salud, «pero si fuese una persona enferma como pretende hacer ver el PP, ¿qué significaría?, ¿o es que acaso para el PP la vida, el trabajo y cualquier actividad solamente está hecha para los fuertes y los sanos?».

La consejera portavoz cree que «el PP olvida que existen muchas personas que sin ser el prototipo de ser perfecto son tan útiles o más a la sociedad que el ciudadano elitista con el que se identifican estos señores del PP».

Para ella, «lo único que está enfermo es el concepto democrático de los representantes del PP extremeño, ya que basan toda su actuación en el desprecio a la decisión democrática de la sociedad extremeña».