«Los jóvenes piden todavía que les deje una cresta en el centro de la cabeza»

A. B. H.PLASENCIA FOTO: I. ROZALÉN

Es uno de los peluqueros de toda la vida. No en vano inició su aprendizaje cuando sólo tenía 15 años y ya ha cumplido los 55. «Empecé con mi padre, que se llama Chano y que abrió este establecimiento el 6 de abril de 1960; por eso la peluquería mantiene su nombre, pero ya llevo unos 10 años solo al frente del negocio», explica Ángel Luis Riolobos, quien cuenta con una clientela fija que alcanza, en muchos casos, a cuatro generaciones de una misma familia.

-Eso sí, sólo corta el pelo a los hombres.

-Mi clientela es exclusivamente masculina.

-¿Y de algunas edades concretas?

-No, yo corto el pelo a niños, jóvenes y mayores, a hombres de todas las edades.

-¿Qué corte es el más demandado?

-Entre los mayores, el de siempre, un corte clásico, pero los jóvenes ya piden otras cosas; aunque se solicitan peinados variados, muchos piden todavía que les deje una cresta en el centro de la cabeza, que vaya de adelante a atrás.

-¿Al estilo de algunos futbolistas?

-Sí, futbolistas o actores de telecomedias, que son los que marcan la moda, igual que antes de la cresta, Ronaldo e Iván de la Peña pusieron de moda lo de la cabeza rapada.

-Tiene que estar a la moda.

-Claro, lo exige esta profesión y, por eso, yo me informo a través de la televisión y de las revistas de lo que se lleva.

-¿Ofrece también tintes y mechas?

-No, nada de color, porque nunca me he especializado en esta faceta.

-Pero sí en tratamientos para evitar la caspa, la grasa o la caída del cabello.

-En esto sí y puedo decir que hay tratamientos fabulosos.

-¿Es bueno lavarse el pelo con frecuencia?

-Yo diría que no es malo y que es conveniente igual que lavarse la boca. La higiene es buena para todo.