El clero local pide a la Junta que suspenda los desahucios

Cerrado el plazo de entrega voluntaria, 25 ocupantes ilegales no han devuelto las llaves ni dejado las viviendas

A.S.O.PLASENCIA

El clero parroquial del Arciprestazgo y ciudad de Plasencia reclamó ayer a la Junta de Extremadura públicamente que suspenda temporalmente los desahucios de viviendas sociales ocupadas ilegalmente en el polígono de La Data. A través de un comunicado, el clero solicita a la Dirección General de la Vivienda de la Junta que analice, caso por caso, las ocupaciones ilegales de pisos para dar «una solución adecuada procediendo según el derecho que toda familia tiene a una vivienda». A esto, añade que si los ocupante ilícitos tienen que dejar las casas, «se haga de otra manera, se facilite otro proceso y se asegure su derecho a una vivienda digna».

Dolor

Estas reivindicaciones las hacen tras precisar que les afecta y duele ver la situación de las familias pendientes de desahucio en fechas inmediatas; después de valorar el acompañamiento que sacerdotes y laicos hacen a estas, ya que pidieron la presencia de la Iglesia y tras mostrar su solidaridad con los pasos y gestiones que se levan acabo con los directamente afectados.Asimismo, defienden la primacía del derecho a la vivienda digna sobre la ocupación de pisos sociales de la Junta de Extremadura al margen de la ley y ponen de manifiesto «la dejadez durante muchos años» de la Administración «que, sin duda, ha contribuido a crear esta situación».

Por otra parte, la concejal de Distritos informó ayer que, cerrado el plazo de 15 días para entregar voluntariamente las llaves de viviendas ocupadas ilegalmente, hay aún 25 de las 54 iniciales que siguen ocupadas. Según explicó, la Agencia retomará los desalojos forzosos cumplido este plazo, en virtud del acuerdo con los afectados. Según éste, los que no dieran las llaves quedan excluidos de la adjudicación de viviendas.

Respecto al clero, Blázquez pidió que «por favor no confundan más a esta gente porque éste es un asunto de legalidad». «Todo el mundo tiene derecho a una vivienda digna, dijo, pero respetando la legalidad». Y pidió a los afectados que devuelvan las llaves ya que es la única forma de no excluirse del derecho a que se les adjudique una, tal y como regula la normativa.

Por otra parte, la Reina doña Sofía ha contestado a los vecinos afectados, indicando que remite a Rodríguez Ibarra la queja y documentación que le enviaron.