Los vecinos consideran muy escasa la plantilla de barrenderos y jardineros

E. F. V.BADAJOZ

Los vecinos del Cerro de Reyes están satisfechos con la limpieza que se está llevando a cabo en el parque del auditorio, pero no paran de preguntarse por qué el Ayuntamiento no envía a los operarios de limpieza con mayor frecuencia.

José Joaquín Hernández Sosa, vecino de la barriada, no se corta a la hora de afirmar que los trabajadores del Ayuntamiento no tocaban el auditorio desde hace meses. «Ahora mismo no queda ni una sola papelera, y la que queda está rota».

Mezcla de vecinos

Para este vecino, el problema no sólo está en la dejadez municipal, sino que parte igualmente de la política de vivienda desarrollada por la Junta de Extremadura. «Corominas nos dijo al principio que en este barrio no se iban a juntar los chivos con las cabras, pero hemos visto que sí las han juntado».

Su metáfora hacía alusión a la instalación en el Cerro de Reyes de familias inadaptadas socialmente que, en su opinión, han deteriorado la convivencia. «Es cierto que hay vigilancia policía, pero los coches se limitan a entrar por una punta y salir por otra: con eso no se consigue nada».

Falta de medios

La presidenta de la asociación de vecinos insiste en que el problema de limpieza se debe en gran medida a la falta de personal. «Yo considero que el concejal de Limpieza se preocupa de que las cosas funcionen, pero la falta de medios existe».

Los resultados de esta situación están visibles en otras zonas verdes de la barriada, como ocurre con un pequeño parquecito situado junto a la avenida Federico García Lorca. «Ese espacio no se limpia nunca, a pesar de que en el centro hay un par de juegos infantiles».