El portavoz del PSOE dice que el Gobierno local «pide a gritos el relevo»

M.B.T.BADAJOZ

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Badajoz, José Ramón Suárez Arias, denunció ayer la paralización del gobierno local en la gestión de la ciudad y aseguró que éste no es el equipo de gobierno que precisa la ciudad, ya que «ha cumplido un ciclo y pide a gritos un relevo».

Puso como ejemplo el largo tiempo de gestación y construcción desde que se prometió crear la Piscina de San Roque que se inauguró el pasado lunes, aunque sus accesos no están realizados.

Igualmente se quejó de que se hayan dejado pasar diez días desde el surgimiento del socavón de Menacho hasta el decreto de Alcaldía que obliga a su reparación. Dijo que este hecho demuestra la desidia, ineptitud e ineficacia en la gestión municipal.

También se quejó de falta de previsión del Ayuntamiento en el cerramiento del recinto de Centrowagen que dificulta la conexión entre las barriadas de San Roque y Suerte de Saavedra, sin que se haya previsto la urbanización de alternativas para el paso.

Y por último aludió a las divisiones internas existentes en el equipo de gobierno, de las que dijo que son públicas y notorias. Se refirió al último intercambio de declaraciones entre Cristina Herrera y Nicasio Monterde. Del segundo dijo que «es prudente» pero que ha tenido que «saltar porque no aguanta a doña Cristinita; ni él ni otros miembros del equipo de gobierno».

El alcalde Miguel Celdrán contestó que en su grupo político pasa como en las familias, que se conversa y se discute, pero no se rompe la unidad familiar. Y dijo que el portavoz socialista debía estar moralmente inhabilitado.