El barrio de San Sebastián dice adiós a sus fiestas patronales con unas concurridas actividades

R. H.DON BENITO

El barrio de San Sebastián, uno de los más antiguos y más típicos de la localidad, dijo adiós a sus fiestas patronales de este año con numerosas actividades.

Pese al mal tiempo que siempre predomina en estas fechas, las actividades fueron disfrutadas por mucho público.

Las fiestas comenzaron el día 18 con el triduo al Patrón. Posteriormente, a partir del viernes, se dio paso a eventos de carácter más lúdico como la verbena del día 20, y las actividades matinales del sábado. Hubo diana y un pasacalles por el barrio con desfile de gigantes y cabezudos, migas, sardinas y pestiños.

Los niños disfrutaron con las típicas carreras de sacos y roturas de pucheros, además de otros juegos tradicionales y las actividades del programa 'Deporte en tu barrio' que cada año coordina la Concejalía de Deportes y las pruebas de habilidad con bicicletas. Con el ramo y la verbena se puso el punto final al sábado.

La jornada dominical arrancó con una misa solemne en la parroquia de San Sebastián. A continuación tuvo lugar la procesión acompañada por la Banda Municipal de Música. Muchísimos fieles salieron a la calle junto al Santo a través de los empinados rincones de este bello barrio.

Cerca de la parroquia estaba instalada la carpa y distintos caharritos para los niños, como castillos hinchables que hicieron las delicias de los pequeños. Los mayores tuvieron las vaquillas, la cucaña y actuaciones musicales para rematar las fiestas.